¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

¿Desplazará PEPSI a Visa y MasterCard?

Categorías : Cash is a symbol of national sovereignty
November 18, 2019
Publicado en : Card payments, Commercial bank, Europe
Veinte bancos europeos tienen previsto lanzar la Iniciativa de sistemas de pago paneuropeos (PEPSI, por sus siglas en inglés) para disputar la supremacía de Visa y MasterCard en Europa y contrarrestar el poder de las grandes empresas tecnológicas.

El nuevo sistema de pagos está destinado a gestionar todas las formas de pagos que no sean en efectivo. Según el periódico francés Le Figaro, la iniciativa cuenta con el respaldo del Banco Central Europeo. La noticia incluye la declaración de un responsable bancario, quien afirma que “no existe una soberanía europea en el ámbito de los pagos”.

No existe una soberanía europea en el ámbito de los pagos

Jérôme Reboul, subdirector del Tesoro del Ministerio de Economía francés, hizo la siguiente declaración en una conferencia del sector bancario: “En dos años, la visión sobre el futuro de los pagos ha dado un giro radical en Europa”. El proyecto tiene como objetivo captar el 60 % del mercado de pagos digitales en Europa y ya se ha presentado a los gobiernos europeos. Se estima que el coste alcance varios miles de millones de euros. Está previsto que en diciembre los bancos tomen la decisión definitiva sobre si seguir o no adelante con el proyecto.

En dos años, la visión sobre el futuro de los pagos ha dado un giro radical en Europa

Ninguno de los bancos contactados por la AFP ha querido hablar abiertamente de los planes, pero varias fuentes han señalado que solo han participado bancos de la zona euro, entre ellos, la mayoría de los bancos franceses y alemanes.

No es la primera vez que se intenta crear un sistema europeo. En 2007 se creó la Euro Alliance of Payment Schemes (EAPS) como una alianza internacional de bancos y redes interbancarias europeos cuyo objetivo era crear un sistema paneuropeo de tarjetas de débito utilizando los sistemas nacionales vigentes en ese momento. La iniciativa se abandonó después de 2013. En 2010, 12 bancos de 8 países se incorporaron al proyecto Monnet, un consorcio destinado a crear un sistema europeo de tarjetas. El proyecto fracasó poco tiempo después.

Relacionado