¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Festivales sin dinero en efectivo: ¿Quién se beneficia?

Categorías : Cash facilitates budgetary control, Costs of cash versus costs of electronic payment instruments
January 30, 2019
Publicado en : Card payments, Costs of payments, Eficiencia
Otro festival en Australia rechaza las transacciones en efectivo y deja a los consumidores preguntándose quién se beneficia de las transacciones sin dinero en efectivo.

En los últimos años, muchos festivales han dejado de aceptar dinero en efectivo. Uno de los ejemplos más recientes es Field Day en Sydney, Australia. El 30 de diciembre de 2018, el evento anunció en su página de Facebook que no aceptaría pagos en efectivo, y solicitaba a los asistentes que pagaran con Visa, Mastercard o una tarjeta prepago – una demanda que no agradó a todos.

Field Day fundamentó la decisión con varios argumentos, tales como un servicio más rápido en el bar (sin perder tiempo para buscar cambio), menos dificultades para bailar (sin dinero que rebota en los bolsillos) y mayor seguridad (sin riesgo de pérdida o robo). Llegaron incluso a decir que la opción de pago sin efectivo es mejor para la salud de los asistentes ya que el dinero virtual no tiene gérmenes.

Si bien los australianos están acostumbrados a pagar transacciones sin efectivo en 2016 solo el 37 % de las transacciones se pagaron con dinero en efectivo — no todos parecen estar de acuerdo con la decisión de Field Day. De hecho, el recargo del 1,2 % que se aplica a cada transacción es lo que deja un sabor amargo. Además, estudios indican que los consumidores tienden a gastar entre un 5% y un 10 % más cuando pagan con medios distintos del efectivo porque parece más fácil, como sugirió Field Day.

En vista del impulso que están tomando los recargos en las transacciones sin dinero en efectivo, la Comisión Australiana de Competencia y Consumo formuló una ley para garantizar que los negocios cobren solamente lo que les cuesta procesar un pago, como las comisiones bancarias y los costos de las terminales — nada más ni nada menos — a fin de impedir que los comercios cobren en exceso a los consumidores.

¿Otra desventaja (o ventaja para el festival)? Los asistentes al festival normalmente no recuperan el dinero sobrante o solo se les permite obtener descuentos para otros eventos, lo que una vez más beneficia a los organizadores más que a los participantes.

Relacionado