¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

La pregunta de 2020: ¿Se encamina Italia hacia un enfrentamiento con la cultura del efectivo?

Categorías : Cash is available to all users, Cash is the most widely used product
January 8, 2020
Publicado en : ATMs, Cash, Europe, Financial inclusion
La población italiana sigue prefiriendo pagar en efectivo. ¿Provocarán las propuestas del gobierno de aplicar nuevos incentivos para reducir el uso de efectivo iniciar un cambio cultural que deje atrás a parte de la población?

Las estimaciones del Banco Central Europeo indican que, en Italia, el 86 % de los pequeños pagos se realizan en efectivo, y que los pagos con tarjeta representan la mayor parte del 14 % restante. Se trata de una de las tasas de utilización del efectivo más elevadas de Europa. Sin embargo, el 2020 podría anunciar un cambio radical para los amantes del efectivo en el país si el gobierno italiano sigue adelante con el plan que presentó el pasado mes de septiembre de aplicar incentivos financieros para incrementar los pagos con tarjeta y electrónicos.

Conforme a las nuevas propuestas, si los consumidores pagan por medios electrónicos en lugar de en efectivo, podrán acceder a un descuento del 2 % en el impuesto sobre el valor añadido (IVA). Por otro lado, los pagos en efectivo se penalizarían con un incremento del IVA del 1%, creando así una diferencia global del 3 % entre ambos tipos de pago. También se ha propuesto una penalización a las retiradas de efectivo de los cajeros automáticos: si se superan los 1 500 euros mensuales, se pagará un impuesto del 2 %.

Si bien la finalidad del gobierno es mejorar la trazabilidad de los pagos promoviendo un mayor uso de los medios electrónicos en sintonía con otros países del norte de Europa, cabe preguntarse si esa decisión afectará negativamente a aquellas personas que dependen de manera exclusiva o mayoritariamente del efectivo para atender sus necesidades diarias.

El prolongado romance de Italia con el efectivo podría estar relacionado con el nivel de alfabetización informática del país, que sigue siendo comparativamente bajo, según el Informe del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI) de 2018 elaborado por la Comisión Europea, que señalaba a Italia como uno de los países de la Unión Europea con menores niveles de utilización de internet.

Aunque puede que los jóvenes tengan mayores conocimientos digitales, una creciente proporción de la población italiana (el 23 % en 2019) es mayor de 65 años y sigue siendo vulnerable a la exclusión financiera. El efectivo sigue siendo una opción fiable para los pequeños pagos por una buena razón, y garantiza la inclusión financiera de las personas que no disponen de cuentas bancarias o de aquellas que no tienen conocimientos digitales. Aunque no existen estadísticas oficiales, entre el 10 % y el 15 % de la población italiana podría pertenecer a la categoría de personas que no tienen acceso, o tienen solo un acceso restringido, a los servicios bancarios, y muy probablemente dependan en gran medida del efectivo.

Entre seis y nueve millones de personas podrían quedarse atrás en la carrera de esta década hacia un nuevo entorno de pagos.

Relacionado