¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

El retorno del efectivo

Categorías : Sin categorizar
May 17, 2018
Publicado en : Cash, Cashless, Unbanked, Underbanked, US
La empresa estadounidense de hamburguesas Shake Shack reanudará su política de aceptación de efectivo después de un intento fallido de ir sin efectivo.
Viktoria Dijakovic

La cadena de hamburgueserías estadounidense Shake Shack ha dado marcha atrás con su experimento de pagos sin efectivo. Tras la apertura de su primera tienda sin empleados y sin efectivo en octubre de 2017, ahora ha anunciado que no aceptar efectivo no es una opción viable.

The Motley Fool señala que la opinión de los clientes es uno de los principales motivos detrás de esta decisión. De hecho, el director ejecutivo de Shake Shack, Randy Garutti comentó que: “[Una] de las cosas que hemos visto claramente es que a menudo nuestros clientes quieren pagar en efectivo. En la primera tienda del programa en Astor Place, no aceptábamos efectivo para ningún pago. Y algunas personas nos dijeron claramente que querían pagar en metálico”. Muchos clientes expresaron su descontento en Internet argumentando que la política de pagos sin efectivo de la hamburguesería era discriminatoria e inviable. Incluso Melissa McCart, colaboradora de Eater, escribió: “La eliminación del efectivo […] excluye a muchas personas y refuerza la estratificación de la sociedad, entre clientes jóvenes y mayores, ricos y pobres, en situación legal e indocumentados en todos los rincones diversos de Estados Unidos”.

En la tierra de la libertad, donde 9,6 millones de hogares no tienen una cuenta bancaria, imponer un método de pago u otro es sencillamente contraproducente, cuando no directamente discriminatorio. Numerosos estudios señalan el hecho de que a los consumidores les gusta elegir el método de pago en función de la conveniencia o seguridad percibidas, datos que son particularmente evidentes en el Cardtronics Health of Cash Study (Estudio de Cardtronics sobre la salud del efectivo). Incluso en Suecia, donde los pagos digitales han superado de lejos a los pagos en efectivo, el 31 % de la población admite no sentirse cómoda con el actual declive de la aceptación y disponibilidad del efectivo, según un estudio del Riksbank de 2016.

Lo más importante es que la libertad de elección ha ganado una batalla más y, con suerte, influirá en otros comercios y establecimientos minoristas que tienen demasiada prisa por cerrar la caja registradora.

Relacionado