¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

China condena a los delincuentes a un mundo exclusivamente de efectivo

Categorías : Cash ensures competition among payment instruments
November 30, 2020
Publicado en : China, Pagos digitales, Payments competition, privacidad financiera
El auge de los pagos digitales en China ha hecho que proliferen los delitos relacionados con los pagos. Las autoridades castigan a los infractores prohibiéndoles realizar pagos móviles y con tarjeta, y condenándoles a un mundo exclusivamente de efectivo.
Guillaume Lepecq

Chair, CashEssentials

Se prohíben los pagos digitales durante cinco años

La agencia estatal de noticias Xinhua informó la semana pasada de que 2421 personas, declaradas el mes pasado culpables de delitos relacionados con tarjetas bancarias y tarjetas SIM para móviles en la provincia meridional de Guangdong, no podrán pagar con móvil o tarjeta de crédito durante cinco años. A partir de ahora solo podrán utilizar el efectivo.

Esa misma prohibición de realizar pagos digitales durante cinco años también afecta a 1652 personas de Haikou, capital de la provincia de Hainan, a raíz de una campaña especial lanzada por el Banco Popular de China para luchar contra las actividades delictivas, entre las que se incluyen la venta, el alquiler y el préstamo de tarjetas bancarias o cuentas móviles.

Infracciones contra el "crédito social"

No es la primera vez que China utiliza las prohibiciones de pagos para sancionar a los delincuentes. En 2019, Associated Press  informó de que millones de personas tenían prohibido viajar por haber cometido infracciones contra el "crédito social." Decenas de millones de infractores tenían bloqueado el acceso a la compra de billetes de avión y tren debido a vulneraciones relativas al "crédito social", entre las que figura el impago de impuestos y de multas en virtud de un controvertido sistema que el partido Comunista gobernante asegura que mejorará el comportamiento de la población. También hay personas a quienes se les impide abandonar China por tener deudas fiscales.

Para Kenrick Davis, de Sixth Tone, “el castigo equivale a la exclusión social en un país donde los pagos móviles se utilizan en todos los ámbitos de la vida , desde el transporte público, las tiendas de alimentación y las facturas domésticas, hasta la atención sanitaria y el turismo. Las aplicaciones líderes como Alipay y WeChat tienen tal predominio que el gobierno ha tenido que recordar a los negocios que rechazar dinero en efectivo es ilegal”.

Alipay y WeChat Pay representan la mayoría de las transacciones de pagos móviles en China. La cuota de mercado de Alipay en este sector aumentó hasta alcanzar el 55,1 % en el cuarto trimestre de 2019, según la consultora de investigación iResearch. Tencent tenía un 38,9 % del mercado. En noviembre, Ant Group, la empresa matriz de Alipay, se disponía a captar 37 000 millones de USD en la que hubiera sido la mayor oferta pública inicial del mundo antes de que las autoridades chinas suspendieran la operación. Según Reuters, la agencia antimonopolio china ha investigado a Alipay y WeChat Pay por sospechas de incumplimiento de la normativa antimonopolio.

Curso legal digital

Aunque todavía no se ha fijado una fecha de lanzamiento, el Banco Popular de China probablemente será el primer gran banco central que emita una moneda digital. Su finalidad es seguir el ritmo de la rápida digitalización de la economía y controlar dicho proceso. El proyecto de Ley bancaria aprobado en octubre de 2020 reconoce jurídicamente la moneda digital. En él se establece que el RMB digital tendrá la misma consideración que el RMB físico o el dinero en efectivo. También aclara que el RMB digital es moneda de curso legal, sentando así las bases para su emisión a gran escala.

Los activistas que defienden los derechos humanos sostienen que el “crédito social” es demasiado rígido y podría calificar injustamente a las personas de sospechosas, sin informarlas de que su condición social se ha visto degradada o de cómo recuperarla.  Para Alex Gladstein, Director General de Estrategia en la Human Rights Foundation, la moneda digital emitida por el banco central permitiría al gobierno disponer de acceso directo en tiempo real a los datos de las personas sin necesidad de intermediarios como WeChat o AliPay. Estamos ante la realidad distópica que concibió Orwell.

Relacionado