¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

El efectivo y la sociedad: La coexistencia del dinero en efectivo y el dinero digital

Categorías : Innovation contributes to the efficiency of cash
March 25, 2019
Publicado en : accesibilidad, Cash, Mileniales
“La libertad y la posibilidad de elegir constituyen una parte central de nuestra forma de vida democrática,” dice Brian Bailey de Cardtronics, lo que explica por qué el dinero en efectivo tiene una función fundamental en la sociedad.

Este artículo se basa en un trabajo publicado en Internet por Payments Journal el 25 de enero de 2019 (https://www.paymentsjournal.com/cardtronics-study-shows-cash-is-alive-and-kicking) en el cual Brian Bailey, Vicepresidente Ejecutivo y Director General para Norteamérica de Cardtronics, una empresa de pagos, y Sarah Grotta, Directora del Servicio de Asesoramiento de Deuda y Productos Alternativos en Mercator Advisory Group analizaron el futuro del efectivo.

Si pensaba que el dinero en efectivo estaba en su lecho de muerte, más le vale reconsiderarlo. Si bien hay quienes acelerarían su desaparición, y aunque el espectro de nuevas formas de pago y factores está ampliándose cada vez más, un estudio realizado por Cardtronics, empresa estadounidense de pagos, indica que el dinero en efectivo no está por desaparecer en el corto plazo, ni siquiera entre los grupos demográficos más jóvenes a los que suele describirse como “exclusivamente digital.”

El cuarto estudio anual sobre el Estado del Efectivo realizado por Cardtronics y publicado en diciembre de 2018 revela algunas verdades sorprendentes sobre la función general y la importancia del efectivo en las economías del mundo.

Según el estudio, “El panorama de los pagos digitales en expansión es producto de la evolución natural de la tecnología, no de la eliminación del efectivo.” De hecho, el estudio afirma que, “el efectivo sigue siendo el pilar duradero de la economía digital.”

En líneas generales, el estudio concluye que el efectivo sigue a la tarjeta de débito como método preferido de pago, y encabeza la lista para el 28 % de los encuestados, frente a un 37 % en el caso de la tarjeta de débito. Sin embargo, tan solo porque no sea el primero no significa que sea el último. La coexistencia del efectivo y el débito es importante en el ecosistema digital.

Además, el efectivo es universal. No discrimina. Genera inclusión financiera para todos, independientemente de la edad, el entorno económico, o de si se tiene o no una cuenta bancaria.

El efectivo infunde confianza. Los consumidores ven al efectivo como un método de pago al que pueden recurrir en cualquier momento, y en cualquier lugar. Es aceptado en todos lados —al menos eso creen— y experimentan frustración cuando descubren que no pueden usarlo para pagar en algún lugar. Así, todo aquel que esté pensando en eliminar el dinero en efectivo debería reconsiderárselo.

Los consumidores, además, sienten que pueden contar con el efectivo en circunstancias extremas. Consideremos el transtorno reciente que sufrieron las redes de pago en el Reino Unido, o la forma en que se busca efectivo durante meses tras huracanes, inundaciones y otros desastres naturales. En estas situaciones, el efectivo sigue funcionando, y las personas se sienten más tranquilas al depositar su confianza en un billete fiable al estilo antiguo.

Cuando de seguridad se trata, las redes infunden un continuo entusiasmo con lo último en medidas de seguridad disponibles para los pagos digitales. Cifrado, pago mediante utilización de tokens, autenticación biométrica: Todas ellas son iniciativas buenas y valiosas, pero al preguntar qué forma de pago podría describirse como segura y protegida, el efectivo es el elegido por el 90 %, un porcentaje mucho mayor que el de otras formas de pago.

Por último, a los consumidores les gusta el anonimato que les proporciona el dinero en efectivo. Las transacciones digitales dejan una huella que para el consumidor avezado de hoy día no es atractiva… No porque estén haciendo algo infame, sino simplemente porque no quieren dejar una gran flecha roja que dirija a los estafadores hacia sus activos financieros, ya sea que se trate de datos para el uso de la tarjeta de débito o un número de cuenta bancaria personal.

Todo esto significa que no deberíamos creer todo lo que estamos leyendo en Internet sobre los mileniales. De hecho, no están matando al efectivo, sino que siguen siendo sus máximos defensores. El estudio comprobó que la amplia mayoría de los mileniales trata de llevar siempre efectivo consigo, incluso más que otros segmentos, aun cuando llevan la voz cantante en materia de pagos digitales.

Los mileniales no son los únicos que desafían las expectativas. Posiblemente sea tentador depender de los estereotipos demográficos para comprender la actividad de los consumidores, pero al comparar los estereotipos con la verdadera actividad de los consumidores, se descubre que independientemente de la edad, de residir en la ciudad, en los suburbios o en las zonas rurales, todos los consumidores desean lo mismo: opciones y variedad de pago.

“La libertad y la elección son un componente central de nuestra forma democrática de vida,” dice Brian Bailey, Vicepresidente Ejecutivo y Director Ejecutivo para Norteamérica de Cardtronics, una empresa de pagos, “y la elección de la forma de pago, de hecho, no es diferente.

Las tendencias en materia de pagos digitales dependen, en última instancia, de factores de forma, no de suplantar al dinero en efectivo. Basta mirar a M-Pesa, donde más del 90 % de las transacciones involucran el dinero en efectivo en alguna parte del ciclo de pagos. La innovación que hemos visto con las billeteras digitales, apoyar y pagar, y productos digitales persona a persona (P2P) no se está desacelerando, pero tampoco está desapareciendo el dinero en efectivo. Antes bien, continuará formando la base de las futuras innovaciones financieras, así como las tarjetas de débito y de crédito tradicionales son la base de muchos métodos de pago basados en aplicaciones móviles en la actualidad.”

“Por todas esas razones,” Bailey concluye, “Es evidente que el efectivo es fundamental para la economía y mantiene una función realmente importante dentro de una mezcla de pagos diversa.”

Para descargar una copia del Estudio 2018 sobre el estado del dinero en efectivo (2018 Health of Cash Study) y obtener más información, visite el sitio web de Cardtronics http://www.cardtronics.com/landing/HealthOfCash2018.aspx

Relacionado