¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

El Futuro del Efectivo – una perspectiva asiática

Categorías : El futuro del efectivo
October 14, 2021
Etiquetas : Asia, CashTech, El futuro del efectivo
Un reciente evento sobre el futuro del efectivo desde Asia-Pacífico mostró cómo algunas de las funciones tradicionales del efectivo se han visto considerablemente afectadas por la pandemia.
Paul Blond

Managing Partner, The Blond Group

This post is also available in: Inglés

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Columbia University in the City of New York

This post is also available in: Inglés

En lugar de la conferencia anual The Future of Cash (El Futuro del Efectivo), se han organizado una serie de eventos virtuales.  El más reciente fue una conferencia virtual durante dos días en julio, con cuatro sesiones temáticas centradas en Asia-Pacífico. Un gran grupo de expertos del sector presentó una serie de ideas y actualizaciones antes de compartir el panel para responder a las preguntas de los delegados.  Tuve la suerte de acompañar al Presidente de la Conferencia, Guillaume Lepecq, en la moderación de estas mesas redondas.

La primera sesión comenzó con tres distinguidos panelistas de bancos centrales: Antti Heinonen, antiguo Director de Billetes del Banco Central Europeo (BCE) y actual Presidente de la Iniciativa sobre Ética en los Billetes; Alex Bau, Director de Análisis de Datos y Políticas de la Oficina de Productos de Efectivo del Sistema de la Reserva Federal en San Francisco; y Ralph Meris, Subdirector del Bangko Sentral ng Pilipinas (BSP). Los tres ofrecieron una actualización sobre las tendencias del efectivo en Europa, Estados Unidos y Filipinas/Sudeste de Asia.

La paradoja del efectivo

Un tema común y recurrente -al que se hizo referencia en varias ocasiones durante la conferencia- fue la “paradoja del efectivo”, es decir, la desconexión entre el importante crecimiento del efectivo puesto en circulación y el descenso, en ocasiones pronunciado, del uso de efectivo durante el apogeo de la pandemia de COVID 19.  Esta paradoja pone de relieve el papel del dinero en efectivo, no sólo como medio de pago, sino sobre todo como depósito de riqueza, especialmente en tiempos difíciles como los que atraviesa el mundo.

Los ponentes se mostraron dispuestos a señalar que, aunque los pagos en efectivo se redujeron, con los confinamientos y las restricciones a viajes nacionales e internacionales también disminuyó el uso de otras formas de pago. Se preguntó si la tendencia a las transacciones sin contacto (contactless), el fomento del uso de tarjetas y aplicaciones para pagos y, en algunos casos, el desaliento activo del uso de efectivo (basado en motivos de salud ahora refutados), era un cambio permanente en el comportamiento de pago o una respuesta temporal a la pandemia.

Creo que el jurado aún no se ha decidido al respecto, y cuando los volúmenes y las tendencias del efectivo en circulación vuelvan a las normas establecidas, este será sin duda un tema de debate en próximos eventos sobre el futuro del efectivo.

Además de las tendencias globales, también escuchamos una descripción detallada de la iniciativa Cash Service Alliance del BSP, que traslada una considerable actividad de manejo de efectivo del BSP a una serie de bancos comerciales, con consiguientes ganancias de eficiencia en la cadena de suministro. Acelerada por la pandemia y las restricciones de circulación, la iniciativa demostró que todavía hay muchas oportunidades de eficiencia para garantizar el mantenimiento de costos de manejo de efectivo.

La importancia de la sostenibilidad

De hecho, la importancia de una infraestructura de efectivo sostenible, aunque sólo sea como respaldo a otras formas de pago no siempre fiables, fue otro aspecto que suscitó un importante debate.  Se planteó la pregunta: “si el efectivo sólo es realmente necesario como reserva de riqueza por precaución, ¿tendrá el sector privado alguna necesidad o interés en apoyarlo? ¿Es necesario que los bancos centrales intervengan para garantizar el futuro del efectivo?”.

En la segunda sesión continuamos extrayendo experiencias durante la pandemia, consideramos las lecciones aprendidas y miramos con optimismo al futuro. Compartieron el escenario cuatro ponentes: Petteri Lilberg, experto en la metodología de conocimiento de futuros (futures literacy) del centro Demos Helsinki; Ian Woolford, Jefe de Dinero y Efectivo del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, Te Pūtea Matua (RBNZ); y los académicos Franz Seitz, de la Universidad Técnica de Ciencias Aplicadas de Weiden, y Gerhard Rösl, de la Ostbayerische Hochschule Regensburg.

Escenarios de futuros plausibles

La presentación de Petteri proporcionó un marco sistemático para considerar los futuros plausibles del efectivo, basándose en necesidades de inclusión, privacidad y sostenibilidad que compiten entre sí.  Recorrimos tres escenarios -recuperación global, retorno del Estado y digitalización- y consideramos el papel y el impacto del efectivo en cada caso.

Desde Helsinki hasta Auckland, Ian Woolford habló de la gestión del efectivo y de una serie de iniciativas concretas, como el rediseño fundamental del sistema de efectivo de Nueva Zelanda, que se ha previsto para garantizar su adecuación al futuro.  Ian describió el plan del RBNZ de publicar tres documentos de consulta sobre la administración del dinero y el efectivo, las monedas digitales de banco central (MDBC) y, más adelante, el rediseño del sistema de efectivo.  Esperamos saber más sobre ellos en breve.

Los profesores Seitz y Rösl se refirieron a su reciente documento “Cash and Crises”, haciendo referencia a la paradoja del efectivo y concluyendo que en tiempos de crisis (de todo tipo) la demanda de efectivo crece.  Su análisis puso de manifiesto las diferencias en la demanda de denominaciones, pero concluyeron que el efectivo sigue siendo tanto un dispositivo de seguro como un refugio seguro.

Diferentes modelos de ciclo de efectivo

La segunda jornada comenzó con una sesión titulada “Ciclo de efectivo de nueva generación”.  Nuestros ponentes fueron Hiroshi Fujiki, de la Universidad de Chuo (Japón); Jodie Leetet, responsable de la cadena de valor del banco comercial australiano ANZ; V. Balasubramanian, de la empresa india de logística de efectivo FSS CashTech; y Ben Thorpe, presidente de Asia Pacífico de GLORY Global Solutions.   Cada uno de los ponentes profundizó en sus campos específicos de experiencia y compartió ideas fascinantes sobre la posible dirección futura del efectivo.

El profesor Fujiki se refirió a su estudio sobre el comportamiento de pago de los consumidores en respuesta a la disminución de los cajeros automáticos operados por los bancos en el área metropolitana de Tokio, informando sobre qué consumidores buscaban otros cajeros automáticos de su propio banco, cajeros automáticos de terceros, o se pasaban a métodos de pago sin efectivo. Las tendencias se correlacionaron con los conocimientos financieros de los consumidores y proporcionaron algunas lecciones importantes en torno a la educación e inclusión de los consumidores cuando los bancos tratan de racionalizar la infraestructura y reducir costos.

Jodie Leetet describió a Australia como un país “a dieta de poco efectivo”, refiriéndose al crecimiento de las opciones de pago sin efectivo, en gran parte transacciones sin contacto (contactless). Leetet concluyó que “todavía hay mucho bien público si somos buenos con el efectivo” y que “ninguna institución bancaria puede y tendrá la respuesta a medida que tanto los clientes como los bancos abandonen el modelo de sucursales físicas y cajeros automáticos”.

Por el contrario, el siguiente ponente, V. Balasubramanian, defendió a ultranza el uso del dinero en efectivo en la India, haciendo valer el tan manido adagio de que “el efectivo es el rey”.  Bala explicó que el efectivo es intrínseco a la vida india y una importante salvaguarda contra la inseguridad y la escasez.  Subrayó la importancia de ofrecer tanto salidas como entradas de efectivo -acceso y aceptación- en los miles de pueblos y ciudades de la India, y cómo el suministro de efectivo y cajeros automáticos es un catalizador para la inclusión financiera y la adopción digital.

Ben Thorpe, de Glory, nos dio una lección de historia del efectivo, que culminó con la visión de su empresa sobre el efectivo 4.0, y las oportunidades de adoptar la tecnología para hacer el ciclo del efectivo más eficiente y rentable, y cómo el sector del efectivo sigue estando listo para la disrupción.

CashTech en primer plano

La presentación de Ben fue una introducción perfecta a nuestra cuarta y última sesión sobre CashTech, término que se utiliza para describir una serie de soluciones tecnológicas emergentes que están aportando nuevas ideas al ámbito del efectivo (véase la página 12). Nuestro panel de empresarios del efectivo incluía a Huseyin Memis, director comercial de Shrap; Hari Sivan, fundador y director general de SoCash, con sede en Singapur; y Ollie Walsh, cofundador y director general de la plataforma internacional de transacciones en efectivo Pipit Global.

Huseyin nos presentó Shrap, la reimaginación de las monedas y una alternativa digital a la emisión y el manejo de monedas. Describió la aplicación Shrap para almacenar el cambio suelto como una alternativa conveniente a los bolsillos o tarros llenos de metales pesados y habló de la participación de la empresa en una serie de ensayos con sede en el Reino Unido que apoyan el acceso al efectivo.  Como experto en el sector de la logística del efectivo desde hace mucho tiempo, también habló de algunos de los elevados costes del manejo de monedas y de las oportunidades de reducirlas en el punto de venta.

Hari Sivan habló sobre el trabajo de So Cash, referido por primera vez en la presentación de Ben Thorpe, y sobre cómo la aplicación de su empresa para empatar la demanda de efectivo de los clientes con el excedente de efectivo de los minoristas ha creado la mayor red de acceso al efectivo en todo Singapur en un momento en que las sucursales bancarias y los cajeros automáticos tradicionales se están reduciendo. So Cash es otro ejemplo de cómo la tecnología digital se utiliza para apoyar el uso del efectivo en lugar de combatirlo.

Por último, Ollie Walsh ofreció una visión fascinante de su empresa irlandesa de tecnología financiera Pipit Global, una plataforma negocio a negocio (B2B) con fines de lucro y de impacto social que ofrece una forma rentable de permitir a trabajadores migrantes (a menudo no bancarizados) enviar remesas a su país.  Pipit ofrece una solución para contrarrestar el alto costo de los pagos transfronterizos, mostrando una vez más cómo el efectivo puede ser una parte intrínseca de un paisaje digital y facilitador de una mayor inclusión financiera.

Al final de los dos días de opiniones de expertos y de intercambio de ideas, me sorprendió el hecho de que algunas de las funciones tradicionales del dinero en efectivo se hayan visto significativamente afectadas por la pandemia, pero me animó la tecnología del dinero en efectivo (Cash Tech) y otras oportunidades para mejorar la eficiencia y reducir costos en todo el sector.

En muchos sentidos, la conferencia suscitó más preguntas que respuestas e inició conversaciones que aún están por desarrollarse. Por ello, ha sido el trampolín perfecto para continuar el debate sobre el futuro del efectivo.

Próximos eventos Future of Cash

El evento presencial Future of Cash, previsto para los días 10 y 11 de noviembre en Madrid, se ha pospuesto hasta los días 13 y 15 de septiembre de 2022, en previsión de que las restricciones de viaje se levanten finalmente para entonces.

Mientras tanto, se han planeado una serie de eventos virtuales y sesiones de mesa redonda para los próximos meses. Entre ellos figura un webinar de dos días de duración titulado Cash & CBDCs (Efectivo y CBDCs), que tendrá lugar los días 11 y 12 de noviembre.

 

This post is also available in: Inglés

Relacionado