¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

La Casa Nunca Pierde: Visa y Mastercard Ganan con la Inflación

Categorías : El efectivo asegura la competencia entre instrumentos de pago, El efectivo brinda seguridad, Los costos del efectivo contra los costos de los instrumentos electrónicos de pago
September 1, 2022
Etiquetas : Costs of payments, Pagos con tarjeta, Pagos digitales, Pagos digitales, Payment instruments, US
En Estados Unidos, los pequeños comercios cobran recargos a sus clientes para cubrir las elevadas comisiones de Visa y Mastercard durante la crisis del costo de la vida.
Manuel A. Bautista-González

Columbia University in the City of New York

This post is also available in: Inglés

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Columbia University in the City of New York

This post is also available in: Inglés

Comisiones: impuestos privados sobre pagos minoristas

Visa y Mastercard controlan cerca del 80% de las transacciones con tarjeta de crédito en Estados Unidos, según la Asociación Nacional de Tiendas de Conveniencia (National Association of Convenience Stores, NACS). La disminución en el uso de efectivo en el conjunto de pagos agrava la concentración del mercado.

Cada vez que un cliente utiliza una tarjeta de crédito, los comercios pagan comisiones por venta o deslizamiento (“swipe”), una parte importante de las cuales incluye comisiones de intercambio impuestas por los dos esquemas globales de tarjetas. Estas comisiones cuestan a los comercios entre 1.5% y 3% por transacción. “Como las comisiones de las tarjetas de crédito son un porcentaje del costo total de la transacción, se multiplican con la inflación. Esto se debe a que no hay competencia en el mercado de las tarjetas de crédito”, dijo NACS.

Visa y Mastercard argumentan que las comisiones cubren los costos de prevención del fraude y de innovación. “Nuestro objetivo sigue siendo garantizar la seguridad de los pagos, equilibrando al mismo tiempo los intereses de todas las partes”, dijo un portavoz de Mastercard. El argumento del fraude es algo sorprendente. Según el Nilson Report (2021: 5), las pérdidas por fraude en Estados Unidos ascendieron a 10.240 mil millones de dólares en 2020, frente a los 9.620 mil millones de dólares en 2019. El fraude en Estados Unidos fue de 10.89 centavos por cada 100 dólares en 2020, frente a los 10.25 centavos de 2019.

Los grupos de presión argumentan que los pagos con tarjeta ayudan a las empresas a reducir costos al eliminar “el costo sustancial de contar, almacenar, salvaguardar y transportar efectivo”, dijo Jeff Tassey, presidente de la junta directiva de la Coalición de Pagos Electrónicos, un grupo de redes de tarjetas y entidades financieras. El argumento está abierto al debate. Pero, ¿cómo se justifica el espectacular aumento de las comisiones por uso de tarjetas? Las comisiones de tarjetas de crédito y débito pasaron de 20 mil millones de dólares en 2001 a 137.8 mil millones de dólares en 2021, según la Federación Nacional de Minoristas (National Retail Federation, NRF).

Poder de mercado descarnado

El duopolio Visa-Mastercard “es malo para los consumidores y los minoristas estadounidenses”, decía recientemente The Economist. Las comisiones por deslizamiento imponen costos significativos a la economía estadounidense.

Según la Asociación Nacional de la Pequeña Empresa (National Small Business Association, NSBA), las comisiones por pasar la tarjeta de crédito ascendieron a 61.6 mil millones de dólares en 2020, lo que equivale a unos asombrosos 724 dólares por familia estadounidense promedio.

Según NACS, las comisiones son los costos operativos más elevados de los comercios minoristas, después de los salarios. Son incluso más altos que las rentas y los servicios. En Estados Unidos, las comisiones de tarjetas representan el 2.5% del importe de la transacción, más de siete veces lo que pagan los comercios en Europa y cinco veces lo que pagan los minoristas en China.

¿Paga con tarjeta de crédito? Este es su recargo

Mientras que los grandes comercios transfieren las comisiones de tarjetas de crédito a los consumidores aumentando sus precios, muchos pequeños comercios cobran recargos cuando los consumidores pagan con tarjetas de crédito.

Los recargos estaban prohibidos en muchos estados norteamericanos hasta que se llegó a un arreglo judicial de 6 mil millones de dólares en 2012. Desde entonces, California, Colorado, Florida, Nueva York y Texas han eliminado o modificado las prohibiciones de recargo.

La mayoría de los estados permiten a los comercios transferir comisiones de tarjeta a los clientes, siempre que informen de los recargos en carteles visibles y en sus sitios web. Según Strawhecker Group (una consultora de pagos), el 2% de los pequeños comercios que aceptan tarjetas en Estados Unidos cobraban extra por pagos con tarjeta de crédito en 2016. Ese porcentaje aumentó al 5% en 2021.

Karen’s Dairy Grove, una heladería a las afueras de Cleveland (Ohio), cobra 25 centavos cuando los clientes utilizan tarjetas de crédito para compras inferiores a 5 dólares. “Mi negocio se hace con los centavos. Si lo hago todo bien, tengo un pequeño margen. En un helado de 5 dólares, 25 centavos son una gran parte del margen”, dice la propietaria Karen Morell.

Un impuesto por salir a cenar

En abril de 2022, Mastercard y Visa impusieron un aumento de 1.2 mil millones de dólares en comisiones por pasar tarjeta de crédito a la mayoría de los comercios de Estados Unidos, el primero desde el inicio de la pandemia de Covid-19. La NSBA calificó la medida de “impensable [dado que] la inflación es alta y los precios de la gasolina están subiendo, por no mencionar el hecho de que la mayoría de los pequeños comercios todavía se están recuperando de la pandemia”.

Los restaurantes están cobrando tasas de “pagos sin efectivo” para hacer frente al aumento de la inflación, a la escasez de mano de obra y al incremento de las comisiones de tarjetas.

“Me quedé pensando: ¿ahora también nos cobran recargos en un restaurante?”, dijo Lizzie Stephens, de 34 años, cuando pagó una “comisión temporal por inflación” de 2 dólares en el Romano’s Macaroni Grill de Stockton (California). El sitio web de la cadena de restaurantes dice que la comisión ayuda a “compensar las presiones macroeconómicas”.

Pero los restaurantes no son los únicos. Muchos otros negocios están cobrando a los clientes recargos por usar tarjetas.

Los contratistas generales y los abogados también “tienen una gran demanda o necesidad de transferir comisiones por transacciones con tarjeta de crédito en este contexto de aumento de costos”, afirma Jonathan Razi, director general de CardX, un proveedor de software.

Rompiendo la bomba (y tu cartera)

Cuando los precios de la gasolina en Estados Unidos alcanzaron los 5 dólares por galón este verano, Visa y Mastercard aumentaron los cargos temporales de pagos con tarjeta en las bombas de las estaciones de 125 a 175 dólares. Tras el aumento del 40%, muchos clientes se enfrentaron a comisiones por sobregiro al pagar con tarjetas de débito. Otros alcanzaron sus límites de gasto al utilizar tarjetas de crédito.

“Cuando utilice una tarjeta de débito para pagar en la bomba, puede encontrarse con que hasta 175 dólares del saldo disponible en su cuenta corriente no estarán disponibles durante un máximo de cuatro días. Eso podría hacer que los artículos que está tratando de pagar sean rechazados”, dijo Clark Howard, un asesor financiero.

“Cuando se establece un cargo temporal elevado, aumenta la probabilidad de que un consumidor se exceda debido a esa retención. Sin embargo, si se fija una cifra demasiado baja, también se corre el riesgo de que no se pague por esa transacción”, dijo Jeff Lenard, vicepresidente de iniciativas estratégicas del sector en la Asociación de Ventas Minoristas y de Gasolina (Association for Convenience & Fuel Retailing).

Pérdidas públicas, ganancias privadas

Las empresas de tarjetas han prosperado en los mercados financieros desde sus ofertas públicas iniciales a mediados de la década de 2000 (véase el Gráfico 1). En 2021, los márgenes netos de Visa y Mastercard alcanzaron el 51% y el 46%, respectivamente.

Gráfico 1. Precios de las acciones de Visa (V) y Mastercard (MA), 2006-2022

 

This post is also available in: Inglés

Relacionado