¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Reino Unido: Las tarjetas de crédito de Visa son muy caras para Amazon

Categorías : Los costos del efectivo contra los costos de los instrumentos electrónicos de pago
November 25, 2021
Etiquetas : Costs of payments, Credit card, Online payments
Amazon ha anunciado que dejará de aceptar las tarjetas de crédito Visa emitidas en el Reino Unido, culpando al aumento de las comisiones.
Guillaume Lepecq

Chair, CashEssentials

This post is also available in: Inglés

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Columbia University in the City of New York

This post is also available in: Inglés

El costo de aceptar tarjetas de crédito es demasiado alto

Amazon informó a sus clientes de los cambios esta semana. Tras realizar sus compras, recibieron una notificación de la plataforma indicando que a partir del 19 de enero de 2022 “ya no aceptaremos las tarjetas de crédito Visa emitidas en el Reino Unido” debido a las elevadas comisiones que se cobran por procesar las transacciones. Las acciones de Visa se desplomaron un 5.2% en Nueva York. Las acciones de este procesador han caído un 6.6% este año, en comparación con el aumento del 29% del índice de tecnología de la información S&P 500.

Un portavoz de Amazon dijo que “el costo de aceptar pagos con tarjeta sigue siendo un obstáculo para los negocios que se esfuerzan por ofrecer los mejores precios a los clientes.” Los clientes podrán seguir utilizando tarjetas de débito Visa, tarjetas de crédito Mastercard y Amex, y Eurocard, así como tarjetas Visa emitidas fuera del Reino Unido.

Desde el Brexit, ya no está en vigor en el Reino Unido un reglamento de la UE que limita las comisiones que cobran los emisores de tarjetas. Como resultado, las redes de tarjetas han aumentado sus comisiones en £150 millones al año, a expensas de los minoristas británicos y europeos. Algunas comisiones incluso se han quintuplicado, según un estudio realizado por la empresa asesora de pagos minoristas CMS Payments Intelligence y el British Retail Consortium. En The Guardian, Mike Cherry, presidente nacional de la Federación de Pequeñas Empresas, afirmó: “Las pequeñas empresas casi siempre tienen que pagar más por usar terminales de tarjetas que a las grandes corporaciones, así que cuando los gigantes online empiezan a lanzar el guante, sabes que la situación se está volviendo crítica”.

Un modelo de precios opaco

“Estamos muy decepcionados por el hecho de que Amazon amenace con restringir las opciones de los consumidores en el futuro”, dijo un portavoz de Visa en un comunicado.  La BBC cita a la vicepresidenta ejecutiva de Mastercard, Ann Cairns: “Es muy importante que los clientes puedan elegir y tengan la mayor variedad de posibilidades de pago, ya sea a través de tarjetas o desde sus cuentas bancarias o en efectivo, y recuerda que nunca es el consumidor quien paga las comisiones”.

Siempre es el consumidor quien paga

Por supuesto, esto no es cierto. Siempre es el cliente quien paga, ya que los comerciantes repercuten los costes de los pagos añadiéndolos al precio de sus productos y servicios.  Sin embargo, las redes de tarjetas han desarrollado un modelo de precios opaco que hace muy difícil que los consumidores, los comerciantes y los reguladores comprendan los costos reales de los pagos. Además, la mayoría de las investigaciones que se centran en el costo de los pagos se centran en los costs reales, visibles y tangibles, y omiten una serie de costos indirectos, como el fraude, la violación de datos, el cumplimiento de las normativas, las interrupciones y los fallos de los sistemas o las transacciones fallidas.

Además, se incentiva a los clientes a elegir las tarjetas más caras, ya que se les recompensa con servicios adicionales y puntos de bonificación. En otras palabras, los clientes que pagan con instrumentos de pago eficientes -incluido el efectivo- están de hecho subsidiando las recompensas obtenidas con las tarjetas de crédito caras.

En Singapur y Australia, Amazon impone un recargo por el uso de tarjetas de crédito Visa. En muchos países, sin embargo, el recargo está prohibido y las redes de tarjetas han presionado activamente contra él.

El efectivo es una opción de pago en Amazon

En algunos países, Amazon permite a sus clientes pagar en efectivo. Amazon PayCode permite a los clientes seleccionar Amazon PayCode en la caja y luego pagar su compra en efectivo en uno de los 15,000 establecimientos de Western Union. Por otra parte, Amazon Cash permite a los clientes abonar efectivo a su saldo para realizar compras en Amazon. En abril de 2019, Amazon anunció que las tiendas Amazon Go en Estados Unidos aceptarían dinero en efectivo junto con su tecnología sin cajero. Estas opciones no están disponibles en el Reino Unido.

En un estudio de 2019, Carbo-Valverde y Rodríguez-Fernández analizan el costo del efectivo en comparación con las tarjetas de débito en 52 países. Identificaron y estimaron los costos de recursos y costos privados para determinar el costo social total de ambos instrumentos de pago para consumidores y los minoristas. Los resultados mostraron que el costo unitario de las tarjetas de débito es 2.8 veces mayor que el coste del efectivo en todo el mundo.

El costo de una transacción en efectivo sigue siendo una referencia y se utiliza para medir la eficiencia de otros métodos de pago. Así lo demuestra la Prueba de Indiferencia del Comerciante (MIT), que utilizan los reguladores para establecer el nivel de las Tasas Multilaterales de Intercambio aplicadas por las redes de tarjetas. Esta prueba garantiza que los comerciantes no paguen tasas más altas que el valor de los beneficios transaccionales del uso de las tarjetas, comparadas con el costo del efectivo.

 

This post is also available in: Inglés

Relacionado