¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

El desarrollo paradójico del uso de efectivo: una actualización global

Categorías : El efectivo brinda seguridad, El efectivo es una solución para contingencias y emergencias, El efectivo y las crisis
July 26, 2021
Etiquetas : Billete bancario, Demand, Efectivo, Payment instruments, Usage
Las estadísticas disponibles muestran que en 2020 la mayoría de los países del mundo experimentaron una corrida hacia el efectivo debido a la pandemia de Covid-19.
Antti Heinonen

Chair of the Banknote Ethics Initiative; Member of the CashEssentials Steering Committee ; Former Director Banknotes of the European Central Bank

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Columbia University in the City of New York

Los bloqueos y restricciones de viaje causados por la pandemia de Covid-19 han tenido una gran influencia en los hábitos de pago y compras al menudeo. Además del aumento de las compras en línea, el creciente uso de medios de pago móviles y sin contacto ha reducido el efectivo en las transacciones. Varios estudios de pagos recientes confirman estos desarrollos.

Al mismo tiempo y frente a la demanda transaccional de efectivo, la demanda precautoria ha crecido como es típico en tiempos de incertidumbre. Este desarrollo paradójico de los dos motivos para usar efectivo ya se ha hecho evidente durante varios años, pero la pandemia en curso ha acelerado la tendencia.

Durante la pandemia de Covid-19, el uso de efectivo como depósito de valor alcanzó tasas de crecimiento récord no vistas desde la crisis financiera de 2008. Este fenómeno ya ha sido abordado en algunos artículos pero refiriéndose únicamente al desarrollo de algunas de las principales monedas.

Para ilustrar la situación excepcional de manera más amplia, la actualización anual sobre la evolución de los billetes a nivel mundial en su quinto año (consulte Currency News ™, septiembre de 2017, 2018, 2019 y 2020) se publicará esta vez en dos partes.

El artículo actual se centrará en la circulación de billetes en términos de valor en 2020, comparándolo con el pasado y extrayendo algunas conclusiones provisionales sobre la infraestructura de efectivo en relación con el creciente interés de los bancos centrales en la moneda digital.

Otro artículo se publicará en una edición posterior de Currency News, cuando se disponga de información en términos de volumen, lo que también nos permitirá considerar la demanda denominacional. Ese artículo profundizará en los desarrollos y considerará sus posibles implicaciones para el futuro del efectivo.

Circulación de billetes en términos de valor en 2020

Al abordar la demanda de billetes a nivel mundial, la información más disponible públicamente es el valor de los billetes en circulación. Además de “billetes en circulación”, la única cifra disponible en algunos casos es “efectivo en circulación”, es decir, la cifra también incluye monedas, que generalmente son solo unos pocos porcentajes del efectivo total en circulación o “moneda fuera de los bancos”.

La última cifra excluye el efectivo de la caja fuerte de los bancos. Después de que los bancos centrales introdujeron tasas de interés negativas, el efectivo en caja se ha incrementado exponencialmente en algunas monedas. Por tanto, no incluirlo daría una impresión errónea sobre la demanda de billetes.

Sin embargo, solo unos pocos bancos centrales utilizan tipos de interés negativos y, por lo general, estos bancos centrales también publican los billetes en sus estadísticas de circulación. Por lo tanto, el uso de conceptos ligeramente diferentes tendrá solo un impacto menor, si lo hay, en los resultados de este estudio.

Utilizando estadísticas y diversas publicaciones disponibles en los sitios web de los bancos centrales, en los siguientes gráficos se ha abordado un número ligeramente variable de monedas (entre 136 y 142). En la mayoría de los casos, las cifras se refieren al final del año (en algunos casos, el año financiero no es el año natural y las cifras pueden referirse al final del año financiero).

Veamos primero las tasas de crecimiento anual por el valor de los billetes en circulación en 2020, descritas en la Figura 1.

Figura 1. Tasas de crecimiento anual por valor de los billetes en circulación de 140 monedas, 2020.

La distribución de monedas entre varios grupos de tasas de crecimiento en 2020 es muy atípica en comparación con años anteriores. La distribución está bastante sesgada a la derecha, y solo tres monedas (además de los sospechosos habituales de la corona sueca y la corona noruega y el dólar de Trinidad y Tobago) tuvieron una tasa de crecimiento negativa en 2020. En el último caso mencionado, probablemente influyó la desmonetización sorpresa de la denominación más alta, el billete de $100, a principios de diciembre de 2019 .

Con todo, solo una pequeña cantidad de monedas tuvo una tasa de crecimiento de menos del 5%. De hecho, es sorprendente lo universal que ha sido la corrida hacia el efectivo durante la pandemia, con casi el 75% de las monedas con una tasa de crecimiento de dos dígitos. La diferencia entre el año de la pandemia y el todavía “normal” 2019 se puede ver claramente en la Figura 2.

Figura 2. Tasas de crecimiento anual por valor de los billetes en circulación, 2019-2020.

La distribución en 2019 está notablemente centrada, se asemeja a la distribución normal, y solo el 36% de las monedas tuvo una tasa de crecimiento anual de dos dígitos. Las tasas de crecimiento medianas describen la diferencia entre los dos años de manera similar. En 2020, la mediana fue más del doble, alcanzando 16.5%.

La excepcionalidad de 2020 se puede resaltar aún más comparándola con varios otros años en la última década en la Figura 3. Las distribuciones en 2012, 2014, 2016 y 2018 son bastante similares entre sí, pero se desvían fundamentalmente de 2020. Por lo tanto, no es de extrañar que el 43% de las 140 monedas tuvieran en 2020 su tasa de crecimiento anual más alta del valor de los billetes en circulación durante los últimos diez años.

Figura 3. Tasas de crecimiento anual por valor de los billetes en circulación, 2012-2020.

Dado que las distribuciones han sido similares durante los años “normales” en la década de 2010, es interesante comparar el año de la pandemia de 2020 con otra crisis, a saber, 2008, caracterizada por la crisis financiera global. Esto se aborda en la Figura 4.

Figura 4. Tasas de crecimiento anual por valor de los billetes en circulación, 2008-2020.

De hecho, existen algunas similitudes entre las distribuciones en los dos años de crisis. Sin embargo, las altas tasas de crecimiento del valor de los billetes en circulación no fueron tan universales en 2008 como lo fueron en 2020. Cerca del 23% de las monedas tuvieron una tasa de crecimiento de menos del 5% en 2008 cuando la misma cifra en 2020 fue sólo 7%. Esto a pesar de que en la década de 2000, las tasas de crecimiento medio anual fueron en general unos pocos puntos porcentuales más altas que durante la última parte de la década de 2010.

Una razón de la diferencia podría ser que la crisis financiera global de 2008 no se sintió tan universalmente como se había enfrentado la pandemia de Covid-19 en 2020. Además, puede haber diversas razones para la demanda con motivos precautorios durante la pandemia, como el temor general a la discontinuidad de los sistemas e instituciones debido a infecciones y autoaislamientos, así como las limitadas posibilidades de consumo, y no solo la preocupación por el colapso de las instituciones financieras como durante la crisis financiera.

Los datos disponibles no permiten escarbar globalmente detrás de las cifras que han producido las tasas de crecimiento excepcionales del valor de los billetes en circulación en 2020. Sin embargo, la evidencia anecdótica muestra que en el caso de unas pocas monedas, el resultado tanto de retiros como de los depósitos a los bancos centrales ha disminuido significativamente. Las elevadas tasas de crecimiento del valor de los billetes en circulación son el resultado de una disminución menor de las retiradas que de las entregas.

Relacionado