¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Fraude en los pagos en efectivo y electrónicos: taxonomía, estimación y proyecciones

Categorías : Cash generates security
September 25, 2020
Publicado en : ciberfraude, Counterfeiting, Fraud, fraude en los pagos
La pandemia ha propiciado un fuerte incremento del fraude en los pagos. Sin embargo, no se trata de un fenómeno nuevo. Un informe basado en datos del período 2014-2018 para 52 países ofrece una taxonomía completa del fraude en los pagos, tanto en efectivo como electrónicos, y proporciona una estimación empírica del valor del fraude con efectivo y con tarjetas.
Guillaume Lepecq

Durante la pandemia de la COVID-19 se ha producido un fuerte incremento del fraude en el ámbito de los pagos − en forma de phishing, vishing, spoofing, robo de la identidad, fraude con tarjeta, contracargos y apropiación de cuentas −, ya que el confinamiento ha propiciado, por un lado, un cambio hacia las transacciones digitales y, por otro, una reducción de diversas medidas de seguridad, como el incremento de los límites en los pagos sin contacto. Sin embargo, las consecuencias reales del fraude actual no se sentirán completamente durante los próximos meses.

El fraude ha aumentado durante la pandemia

Según la asociación británica del sector bancario UK Finance, entre enero y junio de 2020, el número de casos de suplantación de la identidad declarados por los socios de dicha organización fue de casi 15 000, lo que supone un incremento del 84 % en comparación con el mismo período del año anterior. Entre dichos casos, más de 8 000 correspondían a delincuentes que suplantaban la identidad de la policía o de un banco, un aumento del 94 % interanual. Según un estudio publicado por la Association of Certified Fraud Examiners, con sede en los Estados Unidos, el 77 % de los encuestados había observado un incremento del fraude a fecha de agosto de 2020, y un 92 % preveía un mayor aumento el próximo año. En India, un informe publicado conjuntamente por el Data Security Council of India y PayPal India señala que la pandemia ha hecho necesaria la creación de un marco integral para abordar los riesgos de ciberseguridad, incluidos los relativos a las transacciones digitales. “Los profundos cambios en el comercio y los servicios financieros han ido acompañados de un incremento de los ciberataques, y la pandemia mundial ha dejado al descubierto las lagunas en los planes de continuidad empresarial y en las operaciones de TI”, afirma Steven Chan, director jefe y responsable de relaciones gubernamentales de la región APAC en PayPal. Según el especialista mundial en fraude y en litigios con los comercios Chargebacks 911, ahora se registran 10 veces más disputas relacionadas con los pagos que antes de la COVID-19. Tal y como señala Monica Eaton-Cardone, directora de operaciones de Chargebacks 911: “Los pagos sin contacto presentan diversas amenazas de fraude. En primer lugar, si se roban los datos de un titular de tarjeta válido, pueden incorporarse a un dispositivo móvil y utilizarse para realizar compras no autorizadas, lo que obliga a los comerciantes a cubrir las pérdidas de los clientes. Aparte de este fraude cometido por terceros, los pagos sin contacto ofrecen más posibilidades de que los propios clientes cometan fraude en primera instancia (amistoso) y mientan a la hora de afirmar si han realizado o no una determinada transacción”.

Una estimación empírica del valor del fraude con efectivo y tarjetas

No obstante, el fraude en los pagos ya era un problema mucho antes de la pandemia. El informe Fraud in cash and electronic payments: taxonomy, estimation and projections (El fraude en los pagos en efectivo y electrónicos: taxonomía, estimación y proyecciones) de Santiago Carbó Valverde y Francisco Rodríguez Fernández para la International Security Ligue se publicó antes de la pandemia y ofrece dos aportaciones principales. En primer lugar, proporciona una taxonomía completa de las alternativas de fraude en los pagos, tanto en efectivo como electrónicos. En segundo lugar, ofrece una estimación empírica del valor del fraude en los pagos en efectivo y con tarjeta, así como algunas perspectivas sobre el impacto de las nuevas formas de transacciones electrónicas, como los pagos sin contacto y las criptomonedas.

El análisis empírico se llevó a cabo para el período 2014–2018 en 52 países de Europa, Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica, Asia Pacífico y África. El informe también ofrece algunas proyecciones relativas al fraude para 2025.

Algunos aspectos destacados

Relacionado