¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Cooperación para Preservar el Efectivo

Categorías : El efectivo conecta a las personas
November 23, 2022
Etiquetas : Casas de moneda, Comunidad del efectivo, El futuro del efectivo, Producción de billetes
Una característica que define la industria de la acuñación es el nivel de cooperación entre productores; otra ha sido su aparente estabilidad. Tal vez ambas estén relacionadas. Pero mientras la estabilidad desaparece rápidamente, el espíritu de cooperación se propaga por toda la comunidad del efectivo.
Guillaume Lepecq

Chair, CashEssentials

This post is also available in: Inglés

Currency News

Currency News covers banknotes and coins from ‘cradle-to-grave’.

This post is also available in: Inglés

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Ph.D. in U.S. History, Columbia University in the City of New York

Post-Doctoral Researcher in Global Correspondent Banking, 1870-2000 – South America, University of Oxford

This post is also available in: Inglés

Este artículo se publicó por primera vez en el número del 22 de octubre de Currency News. Se vuelve a publicar aquí con el permiso del editor.

La comunidad de acuñadores se ha dado cuenta de que su producto principal está amenazado. Hace una década, la opinión predominante era que las monedas siempre han existido; por tanto, siempre existirán. Las fábricas de moneda ya no piensan así: su larga historia y el hecho de que la mayoría de ellas sigan siendo propiedad del Estado no pueden protegerlas de los cambios en el comportamiento de pago.

Mayor participación en el sector del efectivo

De ahí su creciente participación en el sector del efectivo en general. Las comunidades de monedas y billetes, que a menudo se han enfrentado en el pasado, se están uniendo para defender y promover su interés común, es decir, un sistema de efectivo sano y funcional.

The evidence of growing cooperation, between the mints, between mints and banknote producers, and between all the players in the cash cycle and beyond is gathering pace.

Durante demasiado tiempo se ha considerado que las monedas son un “pariente pobre” e incluso se han visto como una amenaza para los billetes en algunos sectores. Esto es bienvenido y debería haber ocurrido hace tiempo. Sin embargo, la amenaza del sector privado de pagos hace que estas actitudes sean contraproducentes.

Las pruebas de la creciente cooperación, entre las casas de moneda, entre las cecas y las fábricas de billetes, y entre todos los actores del ciclo del efectivo y más allá, están cobrando fuerza.

Dos nuevas asociaciones para la comunidad de acuñadores

En primer lugar, se han creado no una, sino dos asociaciones para la comunidad de acuñadores. Una, la International Mint Directors Network (IMDN), es la sucesora del grupo MDC (Mint Directors Conference), y se centra en el avance y la promoción de lo mejor en materia de monedas, ya sea en la producción sostenible o en los nuevos canales de participación del público.

La segunda es la Asociación de la Industria de la Moneda, que se centra en la promoción y el cabildeo.

También está el MDWG (Grupo de Trabajo de Directores de Casas de la Moneda), formado por 28 casas de la moneda y bancos centrales nacionales de la zona del euro. Este grupo ha unido sus fuerzas a las de la comunidad de los billetes para encargar y financiar un estudio titulado “The Environmental Impact of Cash vs Digital Payments” (El impacto medioambiental del efectivo frente a los pagos digitales), que se considera el primer ejemplo de cooperación entre monedas y billetes a esta escala.

Paralelamente a estos cambios, la industria desarrolla actividades de asociaciones como la International Currency Association (ICA) y la International Association of Currency Affairs (IACA), fomentando la participación de los productores de monedas y billetes. Paralelamente, está el grupo de reflexión CashEssentials, entre cuyos miembros y socios se encuentran no sólo las empresas dedicadas al manejo del efectivo y a la producción de billetes, sino también la Monnaie de Paris, que se está convirtiendo en la más firme defensora del efectivo entre la comunidad de acuñadores.

Grupos nacionales de defensa del efectivo

También estamos viendo el desarrollo de grupos nacionales de defensa, como Denaria en España, que involucra a los proveedores de servicios de efectivo y a los grupos de consumidores. En Austria, los grupos de consumidores están trabajando con el banco central y la casa de moneda y fábrica de billetes para crear un marco que apoye el uso del efectivo en el futuro.

El Pacto por el Efectivo (Cash Covenant) firmado a principios de este año por 23 organizaciones que participan en el sistema de pagos holandés es ligeramente diferente. El Banco Nacional Holandés (DNB) lo lideró para contrarrestar el aumento constante de los pagos electrónicos y el efecto que esto tenía en el uso del efectivo en los Países Bajos. El DNB quiere garantizar que el efectivo funcione correctamente como instrumento de pago. Los principales bancos comerciales, la Asociación Holandesa de Pagos (Dutch Payments Association), representantes de los consumidores, los minoristas, el sector de la hostelería y las estaciones de gasolina, los proveedores de servicios de efectivo y el DNB firmaron el pacto.

La comunidad del efectivo no puede competir en términos monetarios con los presupuestos de marketing de los miembros de la industria global de pagos, como Visa y Mastercard. Lo que sí puede hacer, y está haciendo, es organizarse para defender lo que, al fin y al cabo, sigue siendo la forma de pago favorita del mundo.

El sector del efectivo puede, y debe, seguir exponiendo los hechos sobre el efectivo ante los bancos centrales, los legisladores y los reguladores, para trabajar con los grupos sociales que defienden el valor del efectivo para los grupos de ingresos más bajos, los desfavorecidos, las pequeñas empresas y los defensores del derecho a la elección de pagos, y garantizar que los costos económicos, medioambientales y sociales del efectivo sean lo más competitivos posible a lo largo del ciclo del efectivo.

Condiciones equitativas para el efectivo

Todo lo que el sector pide es un terreno de juego equilibrado, en el que se pueda elegir y en el que los mayores presupuestos de marketing, el poder comercial y los pagos más ruidosos de las grandes empresas de pago no oculten el valor real del efectivo. El efectivo no debe ser expulsado del mercado.

Las presiones competitivas dentro del sector del efectivo siempre estarán ahí. Los proveedores tienen productos y soluciones que vender, y nada debe interponerse en el camino de la competencia habitual y las necesidades del mercado.

Pero esos productos y soluciones de efectivo sólo pueden existir en un entorno en el que exista la demanda de efectivo. Este espíritu de cooperación de la industria y de dejar de lado los intereses competitivos es esencial si ese entorno sigue existiendo.

This post is also available in: Inglés

Relacionado