¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

De los Tuits a los Pagos

Categorías : El efectivo es universal, El efectivo protege la privacidad y el anonimato
November 17, 2022
Etiquetas : Pagos digitales, Privacy and anonymity, Sustitución del efectivo
Nueve meses después del colapso de Diem de Facebook, Twitter contempla unirse a la carrera para conquistar el espacio monetario. ¿Podrá Twitter convertirse en una plataforma bancaria o de pagos?

Desde que Elon Musk adquirió la red social por 44 mil millones de dólares el 27 de octubre, el debate se ha desatado en Twitter y en los medios tradicionales. Musk ha introducido un frenesí de cambios controvertidos, entre los que se encuentran el despido de la mitad de la plantilla, la exclusión de la empresa de los mercados bursátiles, lo que la hace menos sujeta al escrutinio, el cobro de la codiciada marca de verificación de los perfiles de los usuarios en 8 dólares al mes, así como los planes para aumentar los ingresos permitiendo a los usuarios enviar mensajes directos a las celebridades pagando una cuota o añadiendo vídeos mediante un muro de pago.

De los pagos y la banca a la súper aplicación

El New York Times informó de que la empresa había presentado la documentación de registro para allanar el camino para que pueda procesar pagos, según una presentación ante la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro, o FinCEN (Financial Crimes Enforcement Network). Durante una reunión transmitida públicamente en Twitter Spaces, Musk también planteó la idea de añadir la banca a Twitter, aunque todavía era muy pronto. Dijo que Twitter podría ser el sitio de “una cuenta de mercado de dinero extremadamente convincente”, donde los usuarios podrían adjuntar una cuenta bancaria autenticada a su nombre de usuario, depositar dinero en su cuenta de Twitter e incluso utilizar tarjetas de débito vinculadas al sitio.

Musk, cuyo nombre en Twitter es ahora “Operador de la línea de quejas de Twitter”, no es un recién llegado a los pagos. En 1999, ayudó a fundar X.com, un banco en línea que luego se convirtió en PayPal. Sus tuits han desempeñado un papel importante en las alzas y caídas de precios de diferentes criptodivisas. En febrero de 2021, Musk anunció que Tesla había comprado 1.5 mil millones de dólares en Bitcoin. En marzo, anunció que Tesla aceptaría Bitcoin como forma de pago. En abril, Bitcoin alcanzó su máximo histórico de 64,863.10 dólares. Más tarde, en mayo, dio marcha atrás en su decisión de aceptar Bitcoin por razones medioambientales. El precio del bitcoin ha ido bajando desde entonces (16,700 dólares al momento de escribir este artículo).

Tech Crunch ofrece un escenario de tres etapas sobre cómo podrían escalar los pagos de Twitter.

  1. En primer lugar, los usuarios con saldo en efectivo en la plataforma -por ejemplo, los que han pagado por su etiqueta azul verificada- se verían impulsados a mover ese dinero en Twitter. Las pequeñas donaciones podrían incentivarlas.
  2. En segundo lugar, los usuarios podrían mover su dinero fuera de Twitter transfiriéndolo a una cuenta bancaria autentificada.
  3. En tercer lugar, dice Tech Crunch, “a largo plazo, sin embargo, Musk parece estar jugando con el establecimiento de cuentas bancarias en la plataforma de Twitter que pagarían una tasa de interés alta para atraer a los usuarios. Esto podría convertirse en un competidor de la recientemente lanzada Cuenta de Ahorro de Apple para sus titulares de tarjetas, de las fintech o de otros proveedores de pagos, como PayPal y Venmo, que animan a los usuarios a retener los saldos en efectivo dentro de sus ecosistemas.”

El movimiento para entrar en mercados bancarios y de pagos apoya el plan más amplio de Musk de convertir la plataforma de medios sociales en una “aplicación para todo” o “súper aplicación” llamada “X”, que combine los pagos con las redes sociales, las compras y más en una sola experiencia, similar a WeChat o Alibaba de China, antes de la represión de los reguladores chinos sobre los gigantes tecnológicos.

Twitter se nutre de la controversia. El dinero se basa en la confianza

Cualquier movimiento hacia la banca someterá a Twitter al escrutinio de los reguladores. Facebook lo ha aprendido por las malas. En febrero de 2022, Facebook puso fin a sus polémicas ambiciones en materia de dinero y pagos digitales y vendió los activos de la Asociación Diem, tras una batalla de dos años y medio con los reguladores y los bancos centrales de todo el mundo.

El Washington Post informó la semana pasada de que Musk llegó a acuerdos confidenciales con los inversionistas que les daban derechos de información personal en la empresa si aportaban 250 millones de dólares o más en la oferta. Ese umbral parece dar derecho a los inversores, entre los que se encuentran el holding de un príncipe saudí, una filial del fondo soberano de Qatar y la bolsa de criptomonedas Binance -fundada en China-, a obtener derechos de información en la empresa.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue preguntado en una rueda de prensa sobre si Musk era una amenaza para la seguridad nacional y si el Gobierno estadounidense debería investigar su adquisición de Twitter con ayuda de un conglomerado saudí. “Creo que la cooperación y/o las relaciones técnicas de Elon Musk con otros países son dignas de ser examinadas”, dijo Biden. “No estoy sugiriendo que está haciendo algo inapropiado. Estoy sugiriendo que vale la pena examinarlas”.

Es demasiado pronto para anticipar si los audaces planes de Musk en el espacio de los pagos y la banca se materializarán o tendrán éxito. Después de todo, Musk tuiteó recientemente: “Tengan en cuenta que Twitter hará muchas tonterías en los próximos meses”. Sin embargo, nadie debería subestimar la capacidad de perturbación y distorsión del mercado existente. Más que nunca, la iniciativa ilustra que el futuro panorama monetario debe ser justo, resistente, sostenible y respetuoso con las libertades civiles. Para ello, un sistema monetario que funcione incluye necesariamente al efectivo.

This post is also available in: Inglés

Relacionado