¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
By subscribing, you accept our Privacy Policy.
×
×

Dinero en efectivo durante la caída de Kabul

Categories : El efectivo brinda seguridad, El efectivo es una solución para contingencias y emergencias, El efectivo y las crisis
September 6, 2021
Published in : Afganistán, banco central, Catástrofes y ayuda humanitaria, Efectivo, Efectivo, Eficiencia del ciclo de efectivo
Con la salida de las tropas estadounidenses y europeas, se detuvieron los envíos de efectivo a Afganistán. Como resultado, los afganos se enfrentan a una aguda escasez de efectivo en las primeras semanas del segundo régimen talibán.
Manuel A. Bautista-González

Columbia University in the City of New York

Manuel A. Bautista-González (traducción)

Columbia University in the City of New York

Afganistán: Dolarización de depósitos bancarios y envíos aéreos de dólares en efectivo desde Estados Unidos

El sistema financiero de Afganistán ha funcionado casi en su totalidad con efectivo extranjero desde la invasión  liderada por Estados Unidos en otoño de 2001 (véase el Gráfico 1). En diciembre de 2020, los depósitos en moneda extranjera representaban el 60% de todos los depósitos en los bancos afganos (Banco Mundial 2021: 10). La moneda nacional (el afgani, AFN) no se acepta para liquidar transacciones internacionales y se utiliza principalmente en las transacciones diarias.

Gráfico 1. Afganistán: Descomposición del crecimiento de los depósitos bancarios por monedas, febrero de 2015-diciembre de 2020

Fuente: Banco Mundial 2021: 10.

Para comprar información y lealtad, la Agencia Central de Información (CIA), el ejército estadounidense y otras agencias de Estados Unidos “entregaron dinero a los guerrilleros, gobernadores, parlamentarios e incluso líderes religiosos” desde el comienzo de la guerra, según el periodista del Washington Post Craig Whitlock.

La dependencia de Afganistán de los envíos físicos de dinero en efectivo (principalmente de Estados Unidos) es un aspecto más de la gran dependencia del país de los fondos de las instituciones y los donantes internacionales.

DAB: banco central y principal gestor de efectivo

Entre los años posteriores a la caída del primer régimen talibán y el verano de 2021, Da Afghanistan Bank (DAB), el banco central del país, fue la principal organización de gestión de efectivo en el país, “trayendo dinero en efectivo de una provincia o enviándolo fuera, […] en función de los riesgos observados en esa provincia”, según Ajmal Ahmady, gobernador del DAB hasta la caída de Kabul el 15 de agosto.

A medida que los talibanes aumentaban su control sobre el territorio afgano, la DAB “intentaba llevar todo el dinero en efectivo al centro. Nos preocupaban los dólares porque nos abastecemos internacionalmente. Así que esa era una de las principales preocupaciones de nuestros socios internacionales. Así que en cualquier lugar en el que los talibanes se acercaban, nos asegurábamos de retirar los dólares y tratábamos de repatriar también a la mayoría de los billetes y monedas afganos”, dijo Ahmady.

Suspensión de los envíos estadounidenses de efectivo

Hasta que los talibanes tomaron Kabul, el Tesoro de los Estados Unidos remitía “envíos físicos de efectivo cada pocas semanas” a Afganistán para financiar su “gran déficit de cuenta corriente” y cumplir con los reembolsos de efectivo de los depositantes bancarios, según Ahmady.

El viernes 13 de agosto, después de que varias capitales de provincia cayeran en manos de los talibanes, Ahmady se enteró de que Estados Unidos suspendería los envíos de efectivo a Afganistán “dado el deterioro del entorno”. El DAB se vio obligado a reducir la cantidad de dólares estadounidenses que suministraba a los bancos y a los comerciantes de hawala para seguir el ritmo de retiros de los clientes bancarios y las subastas de divisas, e impuso límites máximos a los retiros el sábado 14 de agosto.

Tras una llamada entre el presidente Ghani y el secretario de Estado estadounidense Anthony Blinken, el DAB esperaba un envío de efectivo al día siguiente. Sin embargo, ese “envío nunca llegó. Parece que nuestros socios tenían buena información sobre lo que iba a ocurrir”, tuiteó Ahmady. “La cantidad de efectivo restante es casi nula”, de acuerdo a Ahmady.

Los bancos “son el nuevo aeropuerto”: corridas bancarias y escasez de efectivo

El domingo quise ir al banco a sacar dinero. Preparé mi café y me preparé: me pinté los labios y me puse un vestido muy corto. Me subí a un taxi. El tráfico era malo. En el banco vi a unas quinientas personas. Unas cincuenta eran mujeres. Se notaba que pasaba algo: el banco estaba lleno de miedo. En la caja me dijeron: “No hay dinero, estamos esperando que el banco central nos envíe dinero”. De repente, empezaron los disparos. El director del banco me dijo: “Los talibanes están dentro de la ciudad. Nos han rodeado. Deberías irte a casa”. – Sahraa Karimi, cineasta.

A medida que más territorios afganos caían bajo el dominio talibán en los últimos meses, cientos de afganos hacían cola para intentar sacar su dinero de los cajeros automáticos y las sucursales bancarias. Apenas unas horas antes de que los combatientes talibanes entraran en la capital, la Asociación de Bancos de Afganistán (ABA) anunció que los bancos del país tenían “suficiente dinero en efectivo y pueden pagar los depósitos [de los clientes en efectivo]” e instó a sus “queridos compatriotas a tener paciencia”.

Sin embargo, los bancos locales “dijeron después a los clientes que no podían devolver sus dólares, porque […] todos los dólares están en cuentas internacionales que han sido congeladas” por las sanciones internacionales, dijo Ahmady.

Reanudación del suministro de efectivo

Según Bloomberg y The Guardian, tras la llegada de los talibanes a Kabul, la mayoría de los bancos permanecieron cerrados y los cajeros automáticos se quedaron sin efectivo. Las principales sucursales del Kabul Bank y del Azizi Bank reabrieron el 25 de agosto. Se produjeron varias protestas. Un cliente en la cola dijo: “Los bancos son el nuevo aeropuerto”, en referencia a los miles de personas que inundaron el aeropuerto internacional Hamid Karzai para salir de Afganistán.

Los talibanes nombraron a un nuevo gobernador del DAB, Haji Mohammad Idris, intentaron tranquilizar a los bancos sobre su compromiso con el funcionamiento del sistema financiero, y finalmente ordenaron que los bancos estatales y comerciales volvieran a abrir el domingo 5 de septiembre. Los retiros de fondos de los particulares se han limitado temporalmente a AFN20,000 (USD200), y a las empresas no se les permite retirar dinero en efectivo, lo que les obliga a pagar mediante transferencias de cuentas. Pocos cajeros automáticos funcionan, y los clientes han abarrotado las sucursales bancarias.

Related