¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Las autoridades francesas recuerdan a los comercios que es obligatorio aceptar el efectivo

Categorías : Cash does not require a technology infrastructure, Cash has legal tender status, Cash is available to all users
April 16, 2020
Publicado en : Coronavirus, France, Moneda de curso legal, UK
El Banque de France y el Defensor del Pueblo han recordado a los comercios que rechazar los pagos en efectivo es ilegal en Francia. En el Reino Unido, varias asociaciones de consumidores se manifiestan cada vez más a favor del efectivo.
Guillaume Lepecq

Moneda de curso legal dura

Francia utiliza lo que a menudo se conoce como una versión dura de moneda de curso legal. Eso significa que la ley obliga a aceptar el efectivo. Conforme con el artículo R642-3 del Código Penal francés, la no aceptación de monedas y billetes, que son moneda de curso legal, está castigada con una sanción leve fijada actualmente en 150 euros.

El Banque de France envía una carta a los comercios

Según los medios de comunicación franceses, Erick Lacourrège, director general de Servicios a la Economía y de la Red de Sucursales del Banco central francés, ha enviado una carta a las organizaciones de comercio minorista recordándoles que no pueden rechazar los pagos en efectivo. El banco reconoce que cada vez son más los comercios que rechazan los pagos en efectivo porque temen que los billetes puedan contribuir a la propagación del virus. “Hasta la fecha no hay pruebas que respalden la hipótesis de que los billetes y las monedas son un vector en la propagación de virus como la COVID-19. Por consiguiente, el Banque de France reitera su mensaje de cordura y moderación en relación con el riesgo de contagio a través del efectivo, que es muy bajo para cualquier profesional o particular que aplique −como en cualquier otra actividad cotidiana− las recomendaciones sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (en concreto, lavarse o desinfectarse las manos con frecuencia y evitar tocarse la cara)”, escribe Erick Lacourrège.

También señala que, para los más vulnerables, el efectivo suele ser la única opción de pago disponible. En Francia, más de 4 millones de personas dependen de prestaciones sociales que generalmente se pagan en efectivo.

El Defensor del Pueblo da la alarma

El 30 de marzo, el Defensor del Pueblo advirtió al gobierno de que la no aceptación de los pagos en efectivo por parte de los comercios estaba perjudicando a los más vulnerables. En este grupo se incluyen las personas económicamente vulnerables, pero también aquellos que se hallan bajo curatela o los menores tutelados o no acompañados. Asimismo, insta al gobierno a asegurarse de que todos los comercios aceptan efectivo, tal y como exige la ley.

El Defensor del Pueblo también llama la atención de las autoridades sobre las dificultades que afrontan algunas personas vulnerables para acceder al efectivo y, en especial, a las prestaciones sociales, que generalmente se pagan en efectivo en las oficinas de correos. Como consecuencia de las políticas de distanciamiento social y de confinamiento, solo 1 600 del total de 7 000 oficinas de correos se encuentran abiertas durante la pandemia, y se ha recurrido a las fuerzas policiales para garantizar la seguridad durante este período de alta demanda. El Defensor del Pueblo reconoce los esfuerzos de La Poste, pero advierte de que podrían no ser suficientes. De hecho, considera que las personas con discapacidad o tuteladas tendrán dificultades para retirar efectivo.

En el Reino Unido, las asociaciones de consumidores se manifiestan a favor del efectivo

A los comerciantes británicos no se les exige que acepten el efectivo. Sin embargo, las organizaciones que representan a los consumidores, a las personas mayores y a los grupos vulnerables cada vez se manifiestan más a favor del efectivo. Según ha informado recientemente el Financial Times, “las tarjetas sin contacto avivan el temor a la exclusión digital”.

“Los pagos con tarjeta sin contacto son una opción excelente para la mayoría de nosotros, pero no funcionan para todo el mundo”, afirma Natalie Ceeney, presidenta independiente de Access to Cash Review. “Cabe recordar que son muchas las personas en el Reino Unido que dependen exclusivamente del efectivo”, señala Gareth Shaw, responsable del área monetaria del grupo de consumo Which?.  “Los bancos deben desarrollar nuevas fórmulas innovadoras para que el efectivo llegue a los consumidores, de manera que ninguna persona mayor que lo necesite se quede sin él. Un ejemplo sería enviar efectivo mediante los servicios de correos, de manera similar a como se hace con las divisas”, afirma Caroline Abrahams, directora de beneficencia de Age UK, la mayor entidad benéfica del Reino Unido para personas mayores. “Instamos a los comercios a que sigan aceptando el efectivo en la medida de lo posible”, añade Abrahams.

 

 

 

Relacionado