¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Reino Unido: los consumidores reclaman la ayuda del gobierno para proteger el acceso al efectivo

Categorías : Cash is a public good, Innovation contributes to the efficiency of cash, Sin categorizar
November 30, 2020
Publicado en : Acceso a efectivo, Demand, Innovation, UK
Tras el anuncio por parte del gobierno británico de un plan para proteger el futuro sistema del efectivo, una nueva encuesta revela que el 76 % de los consumidores considera que el gobierno debería hacer más para ayudar a que la gente siga teniendo acceso a su dinero efectivo.
Guillaume Lepecq

Chair, CashEssentials

El 76 % de los consumidores considera que el gobierno debería hacer más para garantizar el acceso al efectivo

Un nuevo estudio publicado por la consultora financiera Enryo concluye que tres cuartas partes (el 76 %) de los consumidores británicos considera que el gobierno debería hacer más para ayudar a que la gente siga teniendo acceso a su dinero en efectivo si se cierran cajeros y sucursales bancarias.  El porcentaje más elevado se registra en Escocia, donde el 80 % piensa que el gobierno debería realizar mayores esfuerzos para proteger el acceso al efectivo.  El estudio llega justo cuando termina el período de consulta del gobierno sobre el futuro del efectivo (véanse las Notas de la redacción).

En un momento en que se suceden los cierres de sucursales bancarias y de cajeros automáticos, el estudio señala además que casi 4 de cada 10 consumidores (el 37 %) apoyaría que el gobierno introdujera una legislación que evitase que las tiendas y los negocios rechazaran el efectivo como forma de pago para los productos cotidianos y los servicios esenciales.

La mitad de los británicos utiliza menos efectivo como consecuencia de la COVID-19

Según una encuesta de YouGov en 21 países, el Reino Unido ha registrado uno de descensos más acusados en el uso de efectivo debido a la pandemia. La mitad de los británicos (el 50 %) ha utilizado menos billetes y monedas como consecuencia de la COVID-19, y un 37 % ha realizado casi todos sus pagos con medios digitales. Solo el 8 % de las personas que habitualmente pagan en efectivo asegura no haber cambiado sus hábitos.

 

 

En otro estudio reciente de Enryo se constató lo siguiente:

Tres de cada cinco consumidores (el 61 %) está de acuerdo con que las tiendas y los negocios que animan a pagar los productos y servicios con tarjeta están excluyendo a las personas que prefieren pagar en efectivo.

Una cuarta parte de los encuestados (el 26 %) afirma que no acudiría más a aquellos restaurantes o comercios que dejaran de aceptar el efectivo (con una puntuación de más de 6 en una escala de 10 sobre el nivel de acuerdo con la afirmación).

En las últimas cuatro semanans, en comparación con el período anterior a la irrupción del coronavirus, una cuarta parte (el 24 %) de los encuestados ha experimentado situaciones en las que, a pesar de haber preferido utilizar el efectivo, finalmente ha pagado con tarjeta porque el establecimiento desaconsejaba pagar en metálico.

A lo largo del último año se ha acelerado el cambio hacia una sociedad sin efectivo.  La COVID-19 ha contribuido a ello, ya que cada vez más tiendas y negocios rechazan el efectivo como medio de pago.  Sin embargo, existe un riesgo real de que millones de personas se queden atrás a medida que siga descendiendo el uso del efectivo.  Muchas de estas personas son mayores, vulnerables o víctimas de la exclusión financiera y dependen del efectivo como medio de pago principal o simplemente no tienen la oportunidad de realizar pagos digitales o no tienen acceso a esa opción.

“El acceso al efectivo es un tema muy sensible sobre el que todo el mundo opina.  Sin embargo, este estudio demuestra que en el Reino Unido cada vez son más las personas que no solo desean que el gobierno proteja su acceso al efectivo, sino que además, quieren asegurarse de que el efectivo sigua siendo un método de pago aceptado para los productos y servicios cotidianos”, afirma David Fagleman, director de Enryo.

El gobierno expone las líneas de generales de su solución para proteger el futuro del efectivo

El 15 de octubre, el gobierno anunció sus planes para proteger el futuro sistema del efectivo en el Reino Unido y garantizar que la población pueda acceder fácilmente al mismo.

Según las propuestas del gobierno, el reembolso en efectivo sin compra – o, según la denominación anterior del Consejo Europeo de Pagos, la retirada de efectivo en tienda – podría estar ampliamente disponible en los comercios de cualquier tamaño en los municipios de todo el Reino Unido. El año pasado, los consumidores recibieron reembolsos en efectivo por valor de 3 800 millones de GBP cuando pagaban en caja los artículos adquiridos, de manera que constituye el segundo método más utilizado en el Reino Unido para retirar efectivo por detrás de los cajeros automáticos.

Utilizar el mismo pensamiento creativo que ha impulsado la innovación en los pagos digitales

John Glen, Secretario Económico del Tesoro del Reino Unido, afirma: "Sabemos que el efectivo sigue siendo muy importante para los consumidores y las empresas. Por este motivo, hemos prometido legislar para que todo aquel que lo necesite tenga acceso al mismo. Queremos utilizar el mismo pensamiento creativo que ha impulsado la innovación en los pagos digitales para mantener el sistema del efectivo en el Reino Unido y garantizar que la población pueda acceder fácilmente al dinero en metálico en sus municipios".

A fin de garantizar que nadie se quede atrás en la transición hacia los pagos digitales, el gobierno anunció en los presupuestos de marzo de 2020 que legislaría para proteger el acceso al efectivo y garantizar la sostenibilidad a largo plazo de la infraestructura que lo permita en el Reino Unido.

Las propuestas, entre las que figura que la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) sea responsable de garantizar que el sistema de efectivo beneficia a los consumidores y a las PYMES, constituyen el último paso del gobierno en sus esfuerzos por apoyar a los millones de personas y empresas que dependen diariamente del efectivo. En estos momentos, el Banco de Inglaterra, la Autoridad de Conducta Financiera, el Regulador de los Sistemas de Pago y el Departamento del Tesoro tienen funciones y responsabilidades específicas para la supervisión del sistema del efectivo.

Convocatoria para obtener datos sobre el acceso al efectivo

Han pasado 18 meses desde que Access to Cash Review publicara su informe final, en el que llegaba a la conclusión de que el Reino Unido no estaba preparado para prescindir del efectivo. El 15 de octubre de este año se lanzó una convocatoria para obtener datos que finalizará el 25 de noviembre. Su finalidad es recabar opiniones sobre cómo garantizar que el sector siga ofreciendo soluciones para retirar y depositar efectivo, cómo mejorar los reembolsos en efectivo, qué factores afectan a la aceptación del efectivo y dónde debería concentrarse la responsabilidad reguladora.

Relacionado