¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

A pesar de riesgos, los pagos sin contacto se aceleran en Reino Unido

Categorías : El efectivo es el primer paso hacia la inclusión financiera, El efectivo es un bien público, El efectivo está disponible para todos los usuarios
April 1, 2021
Etiquetas : Contactless, Coronavirus, fraude en los pagos, personas mayores, UK
A pesar de riesgos de fraude, el gobierno del Reino Unido ha respaldado la adopción acelerada de pagos sin contacto durante la pandemia, contradiciendo sus planes para garantizar el acceso al efectivo.
Manuel A. Bautista-González

Columbia University in the City of New York

Los pagos sin contacto se aceleran

A partir de 2019, los consumidores en el Reino Unido utilizaron tarjetas de crédito y débito y soluciones sin contacto para más de la mitad de todos los pagos (UK Payment Markets Summary 2020: 1). La pandemia de Covid-19 ha acelerado la adopción de pagos con tarjetas sin contacto. En el Reino Unido, el gobierno de Boris Johnson ha respaldado con entusiasmo esta tendencia, a pesar de las advertencias sobre cómo podría perjudicar a los consumidores que dependen en gran medida del efectivo y aumentar el fraude contra los consumidores.

El gobierno de Johnson está promoviendo los pagos sin contacto en sus pautas Covid-19 para empresas, a pesar de los mejores consejos de los profesionales médicos, el Banco de Pagos Internacionales y los bancos centrales de todo el mundo. Ha aconsejado al personal de comedores y restaurantes que adopten “un sistema para reducir el uso de efectivo para alimentos o para facilitar el uso exclusivo de tarjetas de débito y pagos sin contacto”. El gobierno también ha dado instrucciones a los hoteles para que “admitan pagos sin contacto siempre que sea posible” y aconsejó a los conductores de taxis y vehículos de alquiler privados que “acepten pagos sin contacto si pueden”. Las pautas oficiales también recomiendan a los viajeros que “cuando sea posible, paguen con tarjeta sin contacto” en los aeropuertos y durante los vuelos.

Aumento de límites a pagos sin contacto, a pesar de los riesgos

Desde que comenzó la pandemia, los límites de pago sin contacto se han incrementado dos veces, pasando de £30 a £45 en marzo de 2020 y de £45 a £100 en marzo de 2021. La medida hace que los límites de pago sin contacto del Reino Unido converjan a otros países como Australia, Canadá y Estados Unidos, que recientemente aumentaron sus límites a AUS$200 (£112), CN$250 (£143) y US$200 (£145), respectivamente.

El Ministro de Hacienda, Rishi Sunak, dijo: “A medida que comenzamos a abrir la economía del Reino Unido y la gente regresa a hacer compras, el aumento del límite de pagos sin contacto hará que sea más fácil que nunca que las personas paguen sus compras, brindando un bienvenido impulso al comercio minorista que protegerá empleos e impulsará el crecimiento”. Sunak señaló que la medida es una victoria de Brexit, ya que la Unión Europea establece límites de pago sin contacto más bajos a través de su Directiva de servicios de pago. David Postings, director ejecutivo de U.K. Finance (la asociación bancaria del Reino Unido), consideró que el aumento “es una gran medida para los clientes, [ya que] les permitirá utilizar la tecnología sin contacto para pagar transacciones de mayor valor, como la compra semanal o el llenado de su automóvil con combustible”.

Al principio de la pandemia, la Autoridad de Conducta Financiera  del Reino Unido (Financial Conduct Authority, FCA) indicó que no impondría acciones legales contra las empresas que no requieran chips y números de identificación personal (NIPs) de los clientes que excedan sus límites de transacciones sin contacto. Sheldon Mills, director ejecutivo de Consumidores y Competencia de la FCA, colocó la responsabilidad del monitoreo en las empresas de pagos del Reino Unido, ya que dijo que “es importante que la industria continúe garantizando que se implementen las protecciones adecuadas para mantener pagos seguros”. La guía de la FCA establece que “las empresas también deben recordar a los consumidores que estén al tanto del fraude y que protejan sus datos personales”.

Los pagos sin contacto no previenen el fraude o gastos excesivos

El aumento de los límites de pagos sin contacto se ha producido cuando los expertos señalan el obvio aumento de los riesgos para los titulares de tarjetas si sus tarjetas se pierden, son robadas o clonadas. El aumento de los límites “facilitará que un defraudador gaste grandes sumas del dinero de la víctima de una sola vez”, según Ian Johnson, director general de negocios de pagos de Marqeta en Europa. “Las tarjetas físicas brindan muy poca seguridad y un estafador podría continuar usando su función sin contacto hasta que se cancelen”. Según Angus McFadyen, socio y experto en pagos del bufete de abogados Pinsent Masons, “la industria deberá monitorear activamente esto y tener sistemas eficientes para una mejor detección”.

U.K. Finance ha reconocido un aumento en la actividad fraudulenta relacionada con la pandemia Covid-19. Las estafas de pagos automáticos autorizados (APP) aumentaron un 15% en el primer semestre de 2020. La asociación bancaria incluso ha publicado una guía sobre la prevención de robos y fraudes durante la pandemia de Covid-19.

Los investigadores han documentado las implicaciones conductuales del aumento de los límites de gasto y los pagos sin fricciones. Cuando se elevan los límites de pagos, los consumidores piensan que las transacciones de mayor valor son relativamente normales y el “dolor de pagar” disminuye en consecuencia. En una publicación en The Conversation, los académicos señalaron que una investigación de Mastercard Advisors mostró un aumento del 30% en el gasto total una vez que los clientes cambian a la tecnología sin contacto.

Los consumidores de edad avanzada son muy vulnerables al fraude en los pagos sin contacto

Age UK, una organización benéfica para personas mayores, ha pedido a la FCA que garantice que los consumidores mayores tengan acceso a efectivo durante la pandemia de Covid-19. Según Age UK, las personas mayores dependen del efectivo para pagar a cuidadores, jardineros, amigos, parientes y vecinos que les hacen las compras. Las personas mayores y las personas discapacitadas generalmente entregan tarjetas, NIPs e información bancaria en línea a otras personas para administrar sus ingresos, ahorros y gastos, exponiéndolos a abusos y fraudes.

Natalie Ceeney, presidenta de Access to Cash Review, ha señalado el alto potencial de fraude contra las personas mayores resultado del aumento de los pagos sin contacto. “Tome a alguien que dependa de un vecino para realizar compras. Entregar un billete de £20 es seguro: limita su pérdida potencial y puede ver fácilmente si el cambio es correcto. [Una tarjeta sin contacto] podría usarse muchas veces, ahora por hasta £45 por uso, y los clientes no estarían protegidos por sus bancos, ya que entregaron su tarjeta voluntariamente “.

Varios bancos comerciales han creado tarjetas especiales para la persona de confianza designada de sus clientes discapacitados y mayores. La Oficina de Correos del Reino Unido se asoció con el Departamento de Trabajo y Pensiones para ofrecer un servicio de entrega de efectivo a unos 27,000 clientes vulnerables.

Relacionado