¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

El BIS (BPI) refuerza la confianza en el efectivo

Categorías : Cash is a contingency and fall-back solution, Cash is available to all users
April 6, 2020
Publicado en : Central Bank, Coronavirus, Financial inclusion, Universality
El Banco de Pagos Internacionales ha publicado un informe que analiza cómo la pandemia ha avivado la preocupación de la sociedad por la posibilidad de que el coronavirus pueda transmitirse a través del efectivo. "Covid-19, cash, and the future of payments". La pandemia podría agrandar la fractura en el acceso a los instrumentos de pago y afectar negativamente a los más vulnerables.
Guillaume Lepecq

Un debate público sin precedentes

Según el informe, la pandemia de la COVID-19 ha generado un debate público sin precedentes sobre los riesgos de transmisión del virus a través de los billetes y las monedas. El número de búsquedas en internet relacionadas con el efectivo y la COVID-19 se ha disparado, tal y como se muestra en el gráfico siguiente.

Fuente: Covid-19, cash, and the future of payments; Bis Bulletin n°3; 3 de abril de 2020

 

Impulsar la confianza en el efectivo

Diversos bancos centrales − Austria, Canadá, Finlandia, Alemania, Luxemburgo, Nueva Zelanda y Suecia − han realizado diversas declaraciones para impulsar la confianza en el efectivo y su aceptación, así como para subrayar que no hay pruebas de que el efectivo contribuya a propagar el coronavirus. Varios bancos centrales − Austria, Alemania, Marruecos y Nueva Zelanda − han enfatizado que el suministro de efectivo durante la crisis es seguro. Otros bancos centrales − China, Hungría, Kuwait, Corea del Sur, Rusia y los Estados Unidos − han tomado medidas para esterilizar o poner en cuarentena los billetes. En otros países, las autoridades monetarias están promoviendo el pago sin contacto.

Fuente: Covid-19, cash, and the future of payments; Bis Bulletin n°3; 3 de abril de 2020

 

Las principales conclusiones del informe son las siguientes:

 

Reforzar el papel del efectivo

Los autores también señalan que “si el efectivo no se acepta de manera generalizada como medio de pago, podría abrirse una brecha entre las personas que tienen acceso a los pagos digitales y las que no lo tienen. Esto, a su vez, podría tener consecuencias especialmente graves para los consumidores que carecen de servicios bancarios y para aquellos de mayor edad. En Londres, un periodista (Hearing [2020]) ya ha señalado las dificultades para pagar en efectivo y las consecuencias para los 1,3 millones de consumidores que carecen de servicios bancarios en el Reino Unido. En un gran número de mercados emergentes y de economías en desarrollo, donde las autoridades han instado recientemente a incrementar el uso de los pagos digitales, el acceso a dichas alternativas dista de ser universal. Esta realidad podría seguir fomentando un importante debate de cara al futuro y, posiblemente, exigir que se refuerce el papel del efectivo”.

 

 

 

 

Relacionado