¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Un proveedor suizo de servicios de pagos presenta escenarios para el futuro del dinero y sufre problemas de servicio

Categorías : Cash is also a store of value, Cash is available to all users, Cash is the most widely used payment instrument
December 3, 2019
Publicado en : El futuro del efectivo, Sustitución del efectivo, Sustitución del efectivo, Switzerland
El proveedor suizo de servicios de pago Six ha publicado un libro blanco sobre “El futuro del dinero”. En la labor de planificación de escenarios se han creado siete escenarios a medio plazo y, en todos ellos, se contempla un fuerte descenso de la demanda del efectivo o su desaparición. Por otro lado, la red suiza de pagos con tarjeta sufrió una interrupción del servicio el 19 de noviembre.

Six es un proveedor de infraestructuras y servicios digitales para el sector de servicios financieros con sede en Suiza. Entre otras operaciones, Six procesa pagos con tarjeta en Suiza y en otros países europeos, y también gestiona la red de cajeros automáticos en Suiza y Liechtenstein, que conecta a más de 6 000 máquinas.

En el marco de su actividad de I+D, Six ha publicado un libro blanco que lleva por título The Future of Money (El futuro del dinero), en el que se proponen posibles escenarios para el dinero, tanto en efectivo como en forma digital, para los próximos 5 a 7 años. En la labor de planificación de escenarios se analizan diversos factores –sociales, tecnológicos, económicos, medioambientales y políticos– que previsiblemente influirán en el futuro del dinero. Los datos se utilizan para proyectar siete escenarios posibles, que a continuación se clasifican por orden de probabilidad. Los escenarios se resumen en el siguiente cuadro.

 

Como se muestra en el cuadro anterior, el nivel de utilización del efectivo constituye un factor decisivo en los siete escenarios. Todos los escenarios prevén un descenso en la utilización del efectivo, pero solo uno pronostica su total desaparición.

En el primer escenario –y también el más probable–, se prevé que el descenso de la demanda de efectivo alcance el 40 %-60 %, mientras que el uso de efectivo como instrumento de pago caería un 40 %-70 %. En el segundo escenario, la demanda del efectivo descendería hasta un 80 %, ya que “la gente podría seguir guardando efectivo a modo de reserva en caso de apagón o interrupción de la red”.

El tercer escenario prevé la adopción de una moneda digital emitida por los bancos centrales. La repercusión en la demanda del efectivo es incierta: puede que la gente siga utilizando el efectivo por motivos de privacidad y para esquivar los tipos de interés negativos.

El cuarto escenario contempla la aparición de monedas digitales privadas y la desaparición de los bancos centrales y las monedas soberanas en su totalidad. No obstante, cabe señalar que este escenario prevé la posibilidad de que nuevos emisores creen dinero físico y aprovechen la infraestructura actual para el dinero en efectivo.

El quinto escenario contempla la total desaparición del efectivo. Los gobiernos no solo retirarían el efectivo de la circulación, sino que también prohibirían la emisión y el uso de formas alternativas de moneda física, incluida la moneda extranjera.

En el sexto escenario, el dinero, tanto físico como digital, habría desaparecido. Ningún activo tendría reconocidas las tres funciones del dinero: almacenaje de valor, instrumento de transacción y unidad de cuenta. Existiría una economía del trueque basada en algoritmos, inteligencia artificial y el uso de derechos digitales.

El séptimo escenario prevé la adopción generalizada de criptomonedas, como Bitcoin o Ether, debido a la pérdida de confianza de la población respecto a sus gobiernos. En este caso, el efectivo podría coexistir siempre que estuviese vinculado a las criptomonedas.

Se ha anunciado insistentemente la transición hacia una sociedad sin efectivo, pero cabe preguntarse si resulta realmente inevitable o deseable.

El relato sobre la caída de la demanda del efectivo o sobre la total desaparición de este se ha vuelto frecuente, sobre todo cuando parte de los proveedores de pagos digitales. Un reciente libro blanco de Ernst and Young titulado “The end of cash: why when and how to flick the switch” (El fin del efectivo: por qué, cuándo y cómo pulsar el interruptor) plantea la siguiente pregunta: “Se ha anunciado insistentemente la aparición de una sociedad sin efectivo, pero cabe preguntarse si resulta realmente inevitable o deseable”. Sin embargo, el libro blanco de Six no pone de relieve hasta qué punto incluso el escenario más probable, basado en un “lento” descenso de la demanda de efectivo supondría un problema grave.

El escenario más probable pronostica una caída de la demanda del efectivo del 40 %-60 % en los próximos 5 a 7 años. Esto supone un giro radical en la tendencia si lo comparamos con los últimos seis años. Entre 2012 y 2018, el valor de los billetes en circulación aumentó de 55 000 millones de CHF a 79 000 millones de CHF, lo que supone un incremento del 44 %.

Fuente: Banco Nacional Suizo/caption]

La mitad de los participantes en una encuesta prevé que, a medio plazo, pagarán en efectivo con la misma frecuencia que ahora.

El escenario también contradice una encuesta sobre métodos de pago llevada a cabo en 2017 por el Banco Nacional Suizo, cuyo resultado es que un 70 % de los pagos se hicieron en efectivo. La mitad de los encuestados prevé que, a medio plazo, pagarán en efectivo con la misma frecuencia que ahora.

Por último, el libro blanco no contemplaba que los pagos con tarjeta se vieran afectados por una interrupción de los sistemas el 19 de noviembre que impidió a los clientes pagar en los principales comercios o adquirir billetes de tren a través de la aplicación para móviles. Sin embargo, una portavoz de SIX Payment Services confirmó que “muchos clientes no pudieron pagar con su tarjeta debido a un problema técnico que afecta a todo el territorio suizo”. La interrupción se resolvió finalmente esa misma mañana.

 

Relacionado