¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Estados Unidos: La Ley de Elección de Pago busca proteger el efectivo

Categorías : El efectivo es una solución para contingencias y emergencias, El efectivo está disponible para todos los usuarios, El efectivo protege la privacidad y el anonimato, El efectivo tiene curso legal
July 30, 2021
Etiquetas : Aceptación de efectivo, Aceptación del efectivo, Moneda de curso legal, Organismos de reglamentación, Organismos de reglamentación, US
Un proyecto de ley bipartidista prohibiría que las empresas y los vendedores al menudeo se nieguen a aceptar efectivo para compras minoristas físicas y en persona.
Guillaume Lepecq

Chair, CashEssentials

This post is also available in: Inglés

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Ph.D. in U.S. History, Columbia University in the City of New York

Post-Doctoral Researcher in Global Correspondent Banking, 1870-2000 – South America, University of Oxford

This post is also available in: Inglés

El congresista estadounidense Donald M. Payne, Jr. de Nueva Jersey presentó un proyecto de ley el 26 de julio para proteger el uso de billetes y monedas en la compra de bienes y servicios al menudeo. La Ley de Elección de Pago (Payment Choice Act) haría ilegal que las empresas de venta al menudeo rechacen efectivo para transacciones minoristas en persona en tiendas de todo el país. El proyecto de ley bipartidista tiene 28 co-patrocinadores.

“Hay demasiadas tiendas y negocios que quieren rechazar el efectivo estadounidense a favor de los pagos digitales”, dijo el representante Donald M. Payne, Jr. “Sin embargo, el efectivo es la única opción disponible para que millones de estadounidenses paguen por alimentos, vivienda y otros bienes y servicios esenciales. Además, tengo serias preocupaciones sobre la seguridad y la privacidad de los datos de los consumidores que las empresas recopilan durante compras de rutina. Además, hay pocas cosas más estadounidenses que el efectivo. Hace unos años, estábamos peleando por quién debería estar representado en nuestros billetes. Ahora, parece que las empresas están más que preparadas para deshacerse de ellos por completo “.

Inclusión financiera, privacidad y resiliencia

El representante Payne, Jr. presentó el proyecto de ley debido a varios problemas relacionados con los pagos digitales. En 2019, el 6% de los adultos estadounidenses no estaban bancarizados, lo que significa que no tenían una cuenta corriente, de ahorros o de inversión. En el mismo año, el 16% de los adultos estadounidenses estaban sub-bancarizados, lo que significa que tenían una cuenta bancaria pero también usaban productos financieros alternativos como giros postales, servicios de cambio de cheques, préstamos de casa de empeño, préstamos de título de tenencia de automóvil, préstamos de nómina, anticipos de cheques de pago o anticipos de reembolso de impuestos. Actualmente, hay 55 millones de estadounidenses que carecen de una cuenta bancaria o tarjeta de crédito y necesitan usar efectivo para pagar sus necesidades. Estos estadounidenses quedarán completamente fuera de la economía si se prohíbe el efectivo.

La privacidad es otra preocupación cuando los clientes utilizan pagos digitales. La recopilación de datos es una industria de US$200 mil millones, y las recientes filtraciones de datos de las empresas en los Estados Unidos y en todo el mundo han revelado la información privada de millones de clientes. Además, el efectivo es la única forma de pagar los artículos durante un desastre natural. Si un huracán u otra catástrofe destruyera una red eléctrica en cualquier parte del país, los estadounidenses no podrían pagar por suministros críticos que salvan vidas para protegerse a sí mismos y a sus familias.

Algunos estados han establecido la obligación legal de aceptar efectivo como medio de pago

La Reserva Federal declara que “No existe ningún estatuto federal que exija que una empresa privada, una persona u organización deba aceptar efectivo o monedas como pago por bienes o servicios. Las empresas privadas son libres de desarrollar sus propias políticas de aceptación de efectivo a menos que exista una ley estatal que diga lo contrario “.

En los últimos años, varias ciudades como Nueva York, San Francisco, Berkeley (California) y Philadelphia, y los estados de Nueva Jersey, Colorado y Washington, D.C. han promulgado leyes e implementado políticas para proteger a los usuarios de efectivo en pagos minoristas y los clientes no bancarizados que dependen del efectivo. Massachusetts ha exigido que las empresas acepten efectivo desde 1978. Las cadenas minoristas nacionales de alto perfil que dejaron de aceptar efectivo en los últimos años, como las tiendas Amazon Go y la cadena de comida rápida especializada en ensaladas Sweetgreen, revirtieron sus políticas anti-efectivo después de enfrentar críticas por excluir a los compradores que dependen de dinero en efectivo.

This post is also available in: Inglés

Relacionado