¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

El Banco de Inglaterra publica un estudio sobre el efectivo en tiempos de la COVID-19

Categorías : El efectivo es también una reserva de valor, El efectivo es una solución para contingencias y emergencias, El efectivo y las crisis
December 2, 2020
Etiquetas : Banco de Inglaterra, Coronavirus, Demanda de efectivo, UK
El estudio analiza cómo se ha acelerado la "paradoja del efectivo" durante la pandemia, es decir, el descenso de las transacciones en efectivo y el incremento de la demanda de billetes motivada por la precaución. También publica las conclusiones de unas pruebas de laboratorio para conocer los riesgos de transmisión de la COVID-19 a través de los billetes.
Guillaume Lepecq

Chair, CashEssentials

 

 

El informe ofrece un amplio análisis de la transformación que ha experimentado el comportamiento de pago de los consumidores durante la pandemia. Como muchos otros países, el Reino Unido ha registrado un descenso drástico en el uso del efectivo para pagos y un incremento de la demanda de billetes como reserva de valor. Aunque esta tendencia se inició antes de la pandemia, las medidas de confinamiento de las economías la han agudizado. Como se muestra en el gráfico a continuación, la brecha entre el descenso de los pagos en efectivo y el incremento de los billetes se ha ampliado.

Valor de los billetes en circulación

Los autores exponen varios factores para explicar la paradoja del efectivo.

Un descenso masivo del gasto en el consumo

El primer factor, y también el más importante, es el enorme descenso del gasto en consumo, ya que sectores enteros de la economía se vieron abocados a cerrar – hostelería, cafés, viajes, etc. –, mientras que otros acusaron las medidas de distanciamiento social. El gasto total de los hogares cayó casi un 30 %. Este descenso ha afectado a los pagos, tanto en efectivo como por otros medios: el valor y el volumen de las transacciones con tarjeta sin contacto se redujeron en abril un 40 % y un 44 %, respectivamente.

Auge de las compras online

En segundo lugar, la pandemia ha provocado un rápido incremento de las compras online, que han pasado del 19 % del gasto en comercios minoristas en septiembre de 2019 al 28 % en septiembre de 2020. Esto se traduce en un descenso de los pagos en efectivo.

Minimizar el contacto

En tercer lugar, los comerciantes, los proveedores de servicios de pagos e incluso el gobierno han aconsejado a los consumidores que minimicen el contacto a la hora de realizar transacciones y den preferencia a los pagos sin contacto. Una encuesta del Banco de Inglaterra publicada en julio revelaba que, en los seis meses anteriores, el 42 % de los encuestados había visitado algún establecimiento que no aceptaba el efectivo.

El papel del efectivo para contingencias

El cuarto factor – de sobra conocido – es el papel del efectivo para contingencias, que anima a los consumidores a incrementar sus tenencias de dinero en metálico en momentos de crisis. Una encuesta de Link publicada en abril mostraba que el 14 % de los encuestados había acumulado más efectivo en sus hogares durante la pandemia.

La menor velocidad del efectivo

El quinto factor es la menor velocidad del efectivo durante la pandemia. Con el cierre o la indisponibilidad de las sucursales bancarias y los cajeros automáticos durante el confinamiento, los comercios y los consumidores no pudieron depositar su exceso de efectivo en el banco y, por tanto, incrementaron sus tenencias de dinero en metálico.

El informe también presenta los resultados de un estudio de laboratorio encargado por el Banco de Inglaterra que analiza la supervivencia del virus de la COVID-19 en los billetes. Cabe señalar que la prueba se realizó utilizando una dosis de virus similar a la que generaría una persona al toser o estornudar directamente sobre un billete, una situación que se considera el peor escenario. El estudio señalaba que el nivel de virus detectado en un billete permanecía estable durante una hora después de la exposición y que posteriormente descendía con rapidez. La supervivencia del virus es inferior en los billetes, ya estén fabricados con papel o polímero, que en otras superficies que se tocan frecuentemente.

El Banco de Inglaterra llega a la siguiente conclusión: “En un entorno de comercio minorista, el principal riesgo de infección se relacionaría directamente con respirar gotículas o aerosoles exhalados cuando se está cerca de una persona infectada dentro de una tienda o, posiblemente, al tocar un objeto «de contacto frecuente», como las asas de las cestas de la compra o los carritos del supermercado, los teclados para introducir el PIN, los productos colocados en estantes abiertos o las pantallas de terminales de autopago”.

El riesgo de transmisión de la COVID-19 a través de los billetes es bajo

Fuente: Banco de Inglaterra

 

 

Relacionado