¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Remesas y Cajeros Automáticos

Categorías : El efectivo es confianza, El efectivo es el medio de pago más utilizado, El efectivo es el primer paso hacia la inclusión financiera, El efectivo está disponible para todos los usuarios
August 23, 2022
Etiquetas : Acceso a efectivo, Cajeros automáticos, Estados Unidos, México, Estados Unidos
Las remesas crecen rápidamente y el efectivo es popular para enviar fondos. Remitentes y receptores tienen un acceso a efectivo eficiente con cajeros automáticos.
Bernardo Bátiz-Lazo

Northumbria University

This post is also available in: Inglés

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Ph.D. in U.S. History, Columbia University in the City of New York

Post-Doctoral Researcher in Global Correspondent Banking, 1870-2000 – South America, University of Oxford

This post is also available in: Inglés

Esta entrevista al profesor Bernardo Bátiz-Lazo, miembro del Comité Directivo de CashEssentials, se publicó por primera vez en ATMmarketplace y se vuelve a publicar aquí con el permiso del editor.

El mercado de las remesas, en el que los trabajadores inmigrantes envían fondos a sus familiares, es enorme. Según el Banco Mundial, las remesas alcanzaron 589 mil millones de dólares en 2021, año en el que crecieron a la robusta tasa de 7.3%.

Aunque los migrantes utilizan varios métodos para enviar fondos, una vía popular es el efectivo, debido en parte a la falta de opciones de pagos digitales en muchos países. Por ello, los trabajadores migrantes utilizan métodos como las tarjetas de débito prepagadas, que sus familiares pueden canjear por dinero en efectivo en los cajeros automáticos, según una investigación de Bernardo Bátiz-Lazo, profesor de historia de la tecnología financiera (fintech) y del comercio global en la Newcastle Business School de la Universidad de Northumbria (Reino Unido) y profesor investigador de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Anáhuac (México), e Ignacio González-Correa, consultor independiente y estudiante de posgrado del Departamento de Economía de la Universidad de California, Davis.

Para conocer más sobre el uso de cajeros automáticos para las remesas, ATM Marketplace habló con Bátiz-Lazo y González-Correa en una entrevista por correo electrónico.

P. ¿Cómo se utilizan los cajeros automáticos para las remesas?

R. Alrededor del 90% de las remesas familiares en el corredor México-Estados Unidos comienzan y terminan en efectivo. Los cajeros automáticos desempeñan un papel fundamental al permitir a los remitentes un cómodo acceso al dinero en efectivo en el punto en el que van a iniciar la transferencia. En el lado mexicano, está aumentando el uso de las tarjetas N2 (de débito prepagadas) a través de las cuales los beneficiarios pueden acceder a sus saldos en lugares y horas convenientes del día. Para los beneficiarios, esto es fundamental, ya que disminuye su exposición a la delincuencia y al robo.

P.¿Pueden compartir algunas estadísticas sobre los cajeros automáticos y las remesas?

R.Actualmente hay unos 35 millones de migrantes mexicanos en Estados Unidos. De ellos, unos 12.5 millones han nacido en México.

Hasta donde sabemos, los datos sobre el volumen y el valor de los cajeros automáticos sólo se publican anualmente. No existe un desglose de los retiros asociados a las remesas.

En cuanto a las remesas, a pesar del aumento del desempleo en Estados Unidos durante el cierre, el volumen y el valor de las remesas mundiales, en particular las dirigidas a México, siguieron creciendo. En 2020, las remesas a México alcanzaron los 40.601 mil millones de dólares, de los cuales el 95% se originaron en Estados Unidos. Este fue el pico más elevado de las remesas en diez años, alcanzando 3.8% del PIB y más del 10% del PIB en cinco estados (Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Zacatecas y Nayarit).

Después de observar un incremento anual de 19.6% en enero de 2022, en abril de 2022 las remesas a México cumplieron 24 meses de crecimiento continuo y sostenido al alcanzar 47.180 mil millones de dólares o 16.5% de crecimiento anual. Sin embargo, los participantes de la industria consideraron que las tasas de crecimiento del volumen de remesas que oscilan entre 20% y 35%  (frente a un promedio anterior de 4% a 5%) no pueden excluir la posibilidad de un mal uso de mesas por parte de los delincuentes (y particularmente del narcotráfico) durante la pandemia.

A diciembre de 2019, México reportó aproximadamente 58 mil cajeros automáticos operando en todo el país. La banca múltiple concentraba casi el 98% de los cajeros, con aproximadamente 56 mil 620 dispositivos. Ese mismo año, BBVA Bancomer fue el banco con mayor número de cajeros en el país.

P. Recuerdo haber escuchado que el bitcoin se estaba utilizando con mayor frecuencia para las remesas. ¿Estamos viendo que los cajeros automáticos de criptomonedas se utilizan para este fin?

R. Lo que ocurre con las remesas en el corredor Estados Unidos-México, y se puede extrapolar al resto de América Latina y el Caribe, es que se hacen mayoritariamente en efectivo. Sólo una pequeña parte de las remesas utiliza canales digitales (las estimaciones de los participantes de la industria lo definen como el 10% de la cuota de volumen) y una parte más pequeña utiliza dinero digital como las criptomonedas. La resiliencia del efectivo en México y en varios países de América Latina es innegable. Por lo tanto, en este mercado, no hemos visto el uso de cajeros automáticos de las criptomonedas para el envío y recepción de remesas.

A pesar de que algunos países han hecho esfuerzos para ampliar el uso de las criptomonedas -incluso como dinero de curso legal en El Salvador-, estos países aún deben lidiar con el hecho de que las personas confían en el efectivo, y cómo no se sienten cómodos cambiando a “lo digital” cuando se trata de dinero. Por ejemplo, El Salvador habría gastado 101.5 millones de dólares para comprar 2,280 bitcoins a principios de mayo de 2022. Además, el gobierno salvadoreño también ha gastado 180 millones de dólares para desarrollar la billetera digital Chivo e instalar 200 cajeros automáticos de bitcoin. Sin embargo, se sigue prefiriendo el efectivo en los pagos al por menor. El uso de Bitcoin en las transacciones cotidianas sigue siendo muy bajo y está muy concentrado en la población educada, bancarizada, joven y masculina (Álvarez, Argente y van Patten 2022). Esto es similar al fracaso de CoDi, la plataforma de pagos móviles desarrollada por el Banco de México que no ha superado los pagos en efectivo (CashEssentials 2022b). Este comportamiento también se da en el mercado de las remesas, especialmente en México.

P. ¿Cuál consideran que es la mayor tendencia en las remesas?

R. Hemos identificado algunas tendencias importantes. En primer lugar, tal vez la tendencia más notable es que las remesas han crecido de manera constante durante la última década hasta convertirse en la fuente más importante de entrada de divisas a las economías emergentes.

Hoy en día, en 2022, India, China y México son los tres principales destinos de las remesas familiares en entradas de dólares. Mientras tanto, las remesas a Haití, El Salvador y Honduras son las más altas como porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB), alcanzando más del 20% del PIB para los dos países centroamericanos. Para situar estas tendencias en una perspectiva más amplia, a principios de la década de 2000, la Inversión Extranjera Directa (IED) era la principal fuente de entrada de capital a los países emergentes, pero en 2019 las remesas superaron a la IED como la entrada más importante de capital a las economías emergentes.

La segunda tendencia importante de las remesas es que no se desplomaron durante la pandemia. El estallido de la pandemia de Covid-19 hizo que muchas instituciones internacionales pronosticaran una reducción del volumen de las remesas. Por ejemplo, en abril de 2020, el Banco Mundial (2020) estimó que el volumen mundial de remesas podría caer hasta un 19.9% ese año, pero la estimación falló (Banco Mundial 2020). A pesar de que miles de inmigrantes y trabajadores de origen latino fueron despedidos inicialmente en Estados Unidos, de alguna manera se las arreglaron para enviar dinero a sus familias en México y Centroamérica durante la pandemia. Las razones que explican estos resultados incluyen el hecho de que el empleo hispano fue uno de los sectores que más rápidamente recuperó los puestos de trabajo perdidos en Estados Unidos y la ayuda federal y estatal a gran escala para los trabajadores desempleados (especialmente en California).

En tercer lugar, las remesas también tienen nuevas caras. El crecimiento de las remesas en 2021 incluye aproximadamente el 32% de las transferencias iniciadas por mujeres migrantes (Mexico Institute and Wilson Center 2022). También hay un número creciente de migrantes de grupos étnicos indígenas, que representan entre el 6% y el 10% del total y que se dirigen a lugares que no se habían identificado tradicionalmente con los trabajadores migrantes.

Por último, hemos comprobado que, al menos en el corredor Estados Unidos-México, el efectivo domina las remesas. Esto es muy similar para muchos otros países de América Latina, pero podría ser diferente en Europa y Asia.

This post is also available in: Inglés

Relacionado