¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
By subscribing, you accept our Privacy Policy.
×
×

Guerra contra el efectivo: Efectivo 3 – Sin efectivo 1

Categories : El efectivo es el primer paso hacia la inclusión financiera, El efectivo es un bien público, El efectivo y las crisis
May 3, 2021
Published in : Coronavirus, Efectivo y Crisis, La guerra contra el efectivo
En 2020, muchos titulares predecían el fin del efectivo, en medio de una fuerte caída en su uso en transacciones. Un año después, muchas personas reconocen que el efectivo juega un papel social y económico esencial y es un ancla para el sistema monetario y financiero.
Guillaume Lepecq

Chair, CashEssentials

Manuel A. Bautista-González (traducción)

Columbia University in the City of New York

Durante el primer año de la pandemia, varios titulares de medios predijeron la desaparición del efectivo a medida que el número de pagos en efectivo se redujo radicalmente en varios países, bajo la presión combinada del cierre de sectores enteros de la economía, una aceleración de la digitalización y acusaciones de que billetes y monedas eran transmisores de Covid-19.

En abril de 2020, el Financial Times publicó un artículo de opinión del exasesor económico de Donald Trump Gary Cohn titulado: “El coronavirus está acelerando la desaparición del efectivo.” El autor, que forma parte del comité de administración de dos fintechs que utilizan la tecnología blockchain para compartir datos crediticios del consumidor y pagos móviles seguros, declaró que un cambio al dinero digital eliminaría la necesidad de llevar billetes y monedas sucios y llevaría a la quiebra a las empresas ilícitas.

En junio de 2020, la editora de FT Alphaville, Izabella Kaminska, explicó elocuentemente “Cómo Covid-19 ha reformulado la guerra contra el efectivo.” Para Kaminska, la desaparición del efectivo fue inicialmente impulsada por los clientes, pero luego fue impulsada por iniciativas del lado de la oferta. Ella escribe que “el público todavía tiene una gran confianza y aprecio por los billetes, especialmente cuando los tiempos se ponen difíciles. Esto, a su vez, sugiere que las personas pueden estar recurriendo a las transacciones digitales no por conveniencia, sino porque la crisis ha hecho que las compras en línea sean obligatorias para muchos “.

Los economistas E. Beretta y D. Neuberger apoyan este punto de vista y han analizado cómo Covid-19 ha impulsado los incentivos comerciales y las políticas gubernamentales para alejar a los consumidores del efectivo. En muchos países, se incrementaron los límites a los pagos con tarjetas sin contacto; gobiernos, bancos y proveedores de servicios de pago y minoristas lanzaron campañas a favor de los pagos digitales. Algunos minoristas se negaron por completo a aceptar efectivo. Un informe de abril de 2020 del Banco de Pagos Internacionales concluyó que la pandemia podría acelerar el cambio hacia los pagos digitales. Los autores advertían que “Esto podría abrir una brecha en el acceso a los instrumentos de pago, lo que podría afectar negativamente a los consumidores no bancarizados y de mayor edad. La pandemia podría amplificar las llamadas para defender el papel del efectivo, pero también podría aumentar la demanda por monedas digitales emitidas por  bancos centrales “.

Un año después, y mientras la pandemia continúa causando estragos en todo el mundo, la retórica ha cambiado. Varias organizaciones que anteriormente eran fuertes defensores de la digitalización del dinero y la eliminación del efectivo ahora reconocen que el efectivo no se va a ir.

Efectivo 1 – Sin efectivo 0

En una entrevista de octubre de 2020, el director ejecutivo de Mastercard, Ajay Banga, destacó que la inclusión financiera será una parte fundamental de la recuperación económica posterior a Covid-19. Reconoció que sin efectivo “es algo a lo que no vamos a llegar y probablemente no deberíamos”.

Efectivo 2 – Sin efectivo 0

En abril de 2021, Yunzhong Cheng del Foro Económico Mundial, férreo defensor de la digitalización desde hace mucho tiempo, mostró cómo desacelerar el frenesí de los pagos sin efectivo podría garantizar una sociedad más inclusiva en el este de Asia. “La excesiva” falta de efectivo “conducirá a un nuevo tipo de exclusión financiera que se desvía de la intención original de las finanzas inclusivas,” escribió Cheng.

Efectivo 3 – Sin efectivo 0

Más sorprendente aún, la Alianza Mejor que el Efectivo (Better Than Cash Alliance) ha modificado recientemente su declaración de misión, que ahora afirma: “Nuestra Alianza no quiere abolir el efectivo físico, sino que buscamos la [libre] elección en cómo hacer y recibir pagos. […] Para ser claros, queremos evitar que las personas usen efectivo, ya que a veces es la mejor o la única opción de pago”. La alianza es una asociación de gobiernos, empresas y organizaciones internacionales que busca acelerar la transición del efectivo a los pagos digitales responsables para ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Efectivo 3 – Sin efectivo 1

Pero no todo el mundo cree en el futuro del efectivo. Anne Boden, fundadora y directora ejecutiva del banco digital Starling predijo recientemente en el podcast Money Clinic del Financial Times que el efectivo desaparecerá tal vez en 2030, pero más probablemente para 2033 o 2034. En 2016, John Cryan, director ejecutivo de Deutsche Bank,  hizo una predicción similar en el Foro Económico Mundial en Davos. “Creo que el efectivo en diez años probablemente no [existirá]. No es necesario, es terriblemente ineficiente y caro ”. El panel fue compartido por Christine Lagarde, entonces directora del Fondo Monetario Internacional y Dan Schulman, presidente y director ejecutivo de PayPal.

Desde entonces, Christine Lagarde ha sido nombrada presidenta del BCE y su firma aparece en miles de millones de billetes en euros.

 

Related