¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

Creyentes de cripto vs. reguladores norteamericanos

Categorías : El efectivo brinda seguridad, El efectivo es el primer paso hacia la inclusión financiera, El efectivo no requiere una infraestructura tecnológica
June 22, 2021
Etiquetas : Cryptocurrency, Monedas digitales de bancos centrales, Privacy and anonymity, Reglamentación
La industria de las criptomonedas se defiende de la regulación y del escrutinio haciendo amigos y contratando a antiguos (y actuales) reguladores y políticos. Sin embargo, los principales reguladores norteamericanos siguen siendo escépticos respecto a las criptomonedas.
Manuel A. Bautista-González

Columbia University in the City of New York

This post is also available in: Inglés

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Columbia University in the City of New York

This post is also available in: Inglés

La copa anti-lavado de dinero: Criptocabilderos 1 – Tesoro de Estados Unidos 0

En julio de 2019, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que las criptomonedas podrían generar un “problema de seguridad nacional” debido a su uso en actividades ilícitas, y que el gobierno de Trump no “permitiría que los proveedores de servicios de activos digitales operasen en las sombras”. En febrero de 2020, Mnuchin dijo durante una audiencia ante el Congreso que quería “asegurarse de que las criptomonedas no se utilicen para el equivalente de la antigua banca suiza secreta”.

Sin embargo, Mnuchin capituló cuando la industria de criptomonedas (y sus cabilderos) retrasaron la adopción de una regla (anunciada en diciembre de 2020) que frenaría el lavado de dinero con cripto al solicitar que las plataformas requieran información de clientes y destinatarios para transacciones de más de US$3,000. Sigal Mandelker, encargada de delitos financieros del Tesoro norteamericano hasta 2019, se opuso a la regla de esta agencia tras su partida: ahora es empleada de Ribbit Capital, una firma que ha invertido en varios criptojugadores.

En una carta de comentario a la regla, Jack Dorsey, CEO de Square, dijo que “debido a que las transacciones de criptomonedas funcionan de manera similar al efectivo o instrumentos negociables, el requisito de mantenimiento de registros en la Propuesta es inaceptable […] La incongruencia entre el tratamiento del efectivo y las criptomonedas [ …] inhibirá la adopción de criptomonedas e invadirá la privacidad de las personas ”, en una declaración un tanto paradójica del también CEO de Twitter, una firma capitalista de vigilancia por excelencia.

El “cripto contralor” de la moneda de Trump se convierte en director ejecutivo de Binance

En abril de 2021, el intercambio de cifrado Binance contrató a Brian Brooks como director ejecutivo (CEO), conocido como el “Cripto contralor” de la moneda de la administración Trump. Brooks, un antiguo asesor legal en jefe de Coinbase nombrado Contralor de la Moneda interino (2020-2021), escribió cartas interpretativas que podrían facilitar que los bancos federales norteamericanos manejen y usen activos digitales y criptomonedas.

El frenesí de contratación de ex políticos y reguladores de las criptoempresas es bipartidista: en marzo de 2021, Max Baucus, un exsenador demócrata de los Estados Unidos por Montana, se convirtió en consultor de Binance; y el ex subjefe de personal (2009-2012) y director de campaña del presidente Obama (2012) Jim Messina se unió a la junta de Blockchain.com.

“Si grazna y camina como pato:” La plataforma cripto Ripple se hace de abogados y cabilderos

En diciembre de 2020, la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) demandó a Ripple, una plataforma de cripto, acusándola de vender ilegalmente US$1.38 mil millones en XRP, entonces la tercera criptomoneda más valiosa después de Bitcoin y Ether. Según la SEC, XRP debe considerarse un “contrato de inversión” y, por lo tanto, una garantía” (Securities and Exchange Commission v. Ripple Labs, Inc. Bradley Garlinghouse, and Christian A. Larsen 2020: 2).

Los reguladores generalmente tratan a las criptomonedas como materias primas (commodities) si se lanzan en redes descentralizadas. El quid de la cuestión en el caso de XRP es si la SEC debería considerar los tokens emitidos por individuos y empresas como valores o títulos financieros. En su curso de 2018 sobre “Blockchain y dinero” en el MIT, Gary Gensler (ahora presidente de la SEC durante la administración Biden) dijo que los reguladores usan una “prueba de pato” para determinar si las criptomonedas son materias primas o valores: “si grazna y camina como pato, probablemente sea un título financiero”.

Como instructor, Gensler dijo que había “un caso sólido” de que XRP era un título financiero. Ripple afirma que, como moneda virtual, XRP está fuera de la jurisdicción de la SEC. “No solo estamos en el lado correcto de la ley, sino que estaremos en el lado correcto de la historia … [L]a SEC está involucrada en un ataque total a la industria de criptomonedas”, dijo el CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, no sin hipérbole.

Captura de ex-reguladores y su conversión en defensores y cabilderos de las criptomonedas

La retórica grandiosa y victimista no es la estrategia principal de Ripple contra la SEC. En cambio, para defenderse, la compañía ha contratado a Mary Jo White (ex presidenta de la SEC durante la administración Obama), una firma consultora y dos firmas de cabildeo, una establecida por un ex miembro republicano de la Cámara de Representantes de Texas; el otro dirigido por un antiguo ayudante de Hillary Clinton.

Ripple no está solo en la contratación de ex reguladores como defensores y cabilderos. Una semana antes de su oferta pública inicial de US$86 mil millones en abril de 2021, Coinbase lanzó una nueva cámara comercial, el Crypto Council for Innovation (Consejo Cripto para la Innovación), con el administrador de activos financieros Fidelity, la compañía de pagos Square y la firma de inversión Paradigm. Coinbase ha gastado más de US$700,000 en cabildeo del gobierno desde 2015.

El Consejo se une a una larga lista de grupos cripto, incluido el Coin Center, la Cámara de Comercio Digital (ambas fundadas en 2014), la Asociación de Mercados de Activos Digitales, la Asociación Blockchain y la Asociación de Productos Virtuales (las tres se fundaron en 2018). La junta de asesores de la Cámara de Comercio Digital incluye a Paul Atkins, ex comisionado de la SEC (2002-2008); Chris Giancarlo, ex presidente (2017-2019) de la Corporación Norteamericana de Comercio de Futuros sobre Materias Primas (CFTC); Mark Wetjen, antiguo comisionado de la CFTC (2011-2015); y Mick Mulvaney, excongresista, entusiasta del oro y de bitcoin, y jefe de gabinete interino en la administración Trump (2019-2020).

En marzo de 2021, el ex presidente de la SEC (2017-2020) Jay Clayton y Kevin Hassett, ex presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca (2017-2019), se unieron al consejo asesor de One River Digital Asset Management, un fondo de cobertura especializado en activos digitales. En abril de 2021, Chris Giancarlo (que ya era asesor de la Cámara antes mencionada) se convirtió en director de BlockFi, una empresa que incorpora las criptomonedas a soluciones financieras y de gestión patrimonial tradicionales.

Creyentes en cripto y blockchain en el Congreso de Estados Unidos

Mick Mulvaney cofundó el Grupo de Blockchain en el Congreso de Estados Unidos en 2016. Este grupo bipartidista aboga por un “enfoque regulatorio de no intervención, creyendo que esta tecnología evolucionará mejor de la misma manera que lo hizo Internet; por sí mismo.” En enero de 2020, los miembros del grupo presentaron un proyecto de ley para eliminar el requisito de las autoridades impositivas norteamericanas de declarar las transacciones de hasta US$200, y para facilitar “el uso diario de la moneda virtual” en los pagos al menudeo.

Los altos reguladores estadounidenses siguen siendo escépticos del cripto evangelio

Los defensores de las criptomonedas lanzaron su primera salva al gobierno de Joe Biden en una carta de marzo de 2020. En su lista de prioridades políticas, la Cámara Digital abogó por un “enfoque regulatorio ligero”, “declaraciones sólidas en apoyo de la tecnología blockchain […] similares a la declaración Clinton-Gore sobre permitir que internet prosperara [sin regulación]” y la inclusión de programas piloto de tecnología blockchain en el plan de infraestructura de Biden.

Determinar si el gobierno norteamericano debe subsidiar el desarrollo de las criptomonedas es una cuestión abierta a debate político. Lo que es innegable es el escepticismo de los reguladores estadounidenses. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha dicho que las criptomonedas son “realmente vehículos para la especulación. En realidad, no se utilizan activamente [para realizar] pagos “.

Powell ha dicho que “los activos cripto son muy volátiles (ver bitcoin) y, por lo tanto, no son realmente útiles como reserva de valor. No están respaldados por nada. Son más un activo especulativo. Es esencialmente un sustituto del oro en lugar de un sustituto del dólar ”, haciendo eco de lo que han dicho durante mucho tiempo otros tecnócratas como Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra. Como muchos otros bancos centrales, la Reserva Federal ha estudiado la viabilidad de una moneda digital emitida por un banco central (CBDC).

Janet Yellen, la Secretaria del Tesoro de la administración Biden, dio una dura advertencia sobre bitcoin en febrero de 2021: “No creo que Bitcoin, lo he dicho antes, se use ampliamente como mecanismo de transacción. En la medida en que se usa, me temo que a menudo es para financiamiento ilícito. […] Es una forma extremadamente ineficiente de realizar transacciones. Y la cantidad de energía que se consume al procesar esas transacciones es asombrosa. Pero es un activo muy especulativo y creo que la gente debería tener cuidado. Puede ser extremadamente volátil y me preocupan las posibles pérdidas que puedan sufrir los inversionistas ”, dijo Yellen.

This post is also available in: Inglés

Relacionado