¡Permanece atento a las últimas noticias de CashEssentials! - beyond payments
Al suscribirse, acepta nuestras políticas de privacidad.
×
×

BCE: El efectivo es “seguro”, a pesar del virus de SARS-CoV-2

Categorías : El efectivo brinda seguridad, El efectivo y las crisis, Higiene
August 11, 2021
Etiquetas : Billete bancario, Efectivo, Europa, Higiene
Un estudio del BCE confirma tardíamente que el efectivo es seguro de usar a pesar del virus de SARS-CoV-2. El BCE ha descubierto que el virus de SARS-CoV-2 dura más en el acero inoxidable que en billetes y monedas de euro y que es más probable que el PVC y el acero inoxidable transfieran el virus que el efectivo.
Manuel A. Bautista-González

Ph.D. in U.S. History, Columbia University in the City of New York

Post-Doctoral Researcher in Global Correspondent Banking, 1870-2000 – South America, University of Oxford

This post is also available in: Inglés

Manuel A. Bautista-González (translation/traducción)

Ph.D. in U.S. History, Columbia University in the City of New York

Post-Doctoral Researcher in Global Correspondent Banking, 1870-2000 – South America, University of Oxford

This post is also available in: Inglés

Un trabajo de julio de 2021 de Barbora Tamele, Alejandro Zamora-Perez et al. para el Banco Central Europeo (BCE) evaluó los cambios en la circulación de efectivo en la eurozona durante la pandemia de Covid-19. Los autores también examinaron el papel del dinero en efectivo como posible vector de transmisión del virus SARS-CoV-2.

Este artículo resume los hallazgos relacionados con la segunda parte del artículo, que afirma de manera contundente que “el riesgo de transmisión [de Covid-19] a través de billetes y monedas es muy bajo y que el efectivo es seguro” (Tamele, Zamora- Pérez et al.2021: 27).

Evaluando el papel del efectivo en la transmisión de Covid-19

Los investigadores que estudian la probabilidad de transmisión de Covid-19 a través de efectivo a menudo citaron un artículo de Thomas et al. (2008) que encontró que el virus de la influenza podía sobrevivir en billetes hasta tres días en altas concentraciones, bajo condiciones ideales de laboratorio. El estudio consideró que “aunque no se han encontrado virus en efectivo, la posibilidad de que [los virus] se transmitan a través del efectivo existe”.

Angelakis et al. (2014) habían descubierto que la eficiencia de la transmisión viral a través del efectivo dependía de la “cepa viral, la naturaleza de las células y superficies huésped y las condiciones atmosféricas”. Estudios comisionados por el BCE sobre otros virus, como la gripe aviar (2006) y la gripe porcina (2009), ya habían concluido que el efectivo no representaba un riesgo significativo de transmisión viral para sus usuarios.

El BCE llevó a cabo una investigación ad hoc sobre si el efectivo desempeñaba un papel en la transmisión de Covid-19 para garantizar la integridad de los billetes de euros como medio de pago.

BCE: El virus SARS-CoV-2 dura más en acero inoxidable que en billetes de €10

El BCE, con investigadores del Departamento de Virología Molecular y Médica de la Ruhr University Bochum en Alemania, el laboratorio Dr. Brill + Partner GmBH en Hamburgo y los BluTest Laboratories Ltd. en Glasgow, encontraron que el virus de SARS-CoV-2 podía sobrevivir en efectivo de 30 minutos a 72 horas, pero solo en cantidades limitadas. (Tamele, Zamora-Pérez et al. 2021: 15). La investigación del BCE encontró que el virus de SARS-CoV-2 “era más estable y, por lo tanto, sobrevivía más tiempo en acero inoxidable que en el billete de €10 y todos los tipos de moneda [€1, 10 y 5 centavos de euro]” (Tamele, Zamora-Pérez et al. 2021: 17).

Los resultados del BCE coinciden con el rango inferior de resultados para billetes reportados en la literatura. Tamele et al. dijeron que los resultados podrían “depender en gran medida de las condiciones del experimento: humedad, temperatura, modo de aplicación del virus a la superficie, dosificación y finalmente interpretación de los resultados” (Tamele, Zamora-Pérez et al. 2021: 18).

Gráfico 1. Capacidad de supervivencia del virus de SARS-CoV-2 en billetes de €10; monedas de €1, 10 y 5 centavos de euro; y acero inoxidable

Fuente: Tamele, Zamora-Pérez et al. 2021: 17.

El PVC y el acero inoxidable son más propensos a transferir el virus de SARS-CoV-2 que el efectivo

La investigación del BCE también evaluó la probabilidad de transferir el virus de SARS-CoV-2 de efectivo contaminado a humanos a través de los dedos. El BCE desarrolló nuevos protocolos para realizar pruebas de transferibilidad. Los investigadores utilizaron dos cargas virales (una carga elevada de 106 DICT50 / ml y una carga más baja de 104 DICT50 ml). También emplearon inóculo “húmedo”, es decir, inmediatamente después de que se aplicaron gotitas de virus a las superficies probadas, e inóculo “seco”, es decir, después del secado visible del inóculo en las superficies probadas.

Según el BCE, “la transferibilidad del virus del efectivo es casi inexistente y también menor que para las superficies de referencia (PVC y acero inoxidable). Esto podría atribuirse a su porosidad en el caso del billete de €10 y a la presencia de cobre en la aleación de la moneda de 10 centavos” (Tamele, Zamora-Pérez et al. 2021: 18).

Figura 1. Prueba de transferibilidad de BCoV (coronavirus bovino) y virus de SARS-CoV-2 de billetes de €10; monedas de 10 centavos; cloruro de polivinilo (PVC); y acero inoxidable

Fuente: Tamele, Zamora-Pérez et al. 2021: 30.

Para cargas virales elevadas, las transferencias del virus de SARS-CoV-2 reducen la carga viral en varios cientos de DICT50/ml para el billete de €10 y en mil DICT50/ml para la moneda de 10 centavos.

Según los autores, el escenario más realista que se asemeja al uso diario del efectivo en pagos al menudeo corresponde a una baja carga viral con un inóculo “seco”. En este caso, el virus SARS-CoV-2 en la superficie del billete de €10 y la moneda de 10 centavos está por debajo del límite de detección, y su transferibilidad también está por debajo del límite de detección.

Gráfico 2. Prueba de transferibilidad del SARS-CoV-2 a partir de billetes de €10; monedas de 10 centavos; cloruro de polivinilo (PVC); y acero inoxidable

Fuente: Tamele, Zamora-Pérez et al. 2021: 21.

La literatura científica apenas ha evaluado la transferibilidad del virus de SARS-CoV-2 de las superficies a la piel. Lopez et al. (2013) encontraron que las superficies porosas (o fómites) como el algodón, el poliéster y el papel moneda tenían tasas de transferencia más bajas que los materiales no porosos, como el acero inoxidable.

El estudio del BCE confirma tardíamente que el efectivo es seguro a pesar del virus de SARS-CoV-2

“[En la eurozona,] los pagos en efectivo se redujeron en parte debido a los temores de contagio a través del efectivo, que probablemente se vieron magnificados por las declaraciones en los medios y las recomendaciones de las autoridades públicas”. – Tamele, Zamora-Pérez et al. 2021: 26.

El virus de SARS-CoV-2 se propaga principalmente a través del aire al inhalar secreciones respiratorias infectadas con el coronavirus. La transmisión a través de fómites juega un papel relativamente menor, con un riesgo estimado entre 1:10,000 y 1:1,000,000.

Este estudio del BCE afirma con autoridad que el riesgo de transmisión del Covid-19 al manipular billetes y monedas es muy bajo y “muy limitado en la vida cotidiana, por lo que el efectivo no contribuye a la propagación de Covid-19” (Tamele, Zamora- Pérez et al.2021: 21). El virus SARS-CoV-2 “no sobrevive en la superficie de objetos inanimados más que otros virus similares (SARS-CoV-1, influenza), ni se puede transferir eficientemente a los dedos de la mano humana” (Tamele, Zamora-Pérez et al.2021: 26).

El informe confirma las declaraciones hechas y los procedimientos adoptados por varios bancos centrales durante la pandemia de Covid-19 indicando que el efectivo era seguro  (ver la Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco de México y el Banco de la Reserva de Sudáfrica).

Aunque el estudio y sus autores merecen elogios y difusión, la publicación de los resultados llega de manera tardía. Los gobiernos (como la administración Johnson en el Reino Unido) y la industria financiera utilizaron la creencia errónea de que el efectivo podría desempeñar un papel en la transmisión de Covid-19 para avanzar en su guerra contra el efectivo. La idea también ha planteado un serio reto de comunicación para la comunidad mundial del efectivo.

This post is also available in: Inglés

Documentos

Relacionado